spot_img
jueves, mayo 30, 2024
spot_img
spot_img

Top 5 de la semana

La Municipalidad denunció al banco dueño del galpón que se incendió

La Municipalidad inició acciones legales contra el banco Galicia, propietario del galpón que se incendió en barrio Belgrano y corre peligro de derrumbe. Algunas familias tuvieron que desalojar las viviendas lindantes y los que permanecen, viven con miedo e incertidumbre.

La denuncia penal está dirigida al gerente de la entidad bancaria, como consecuencia de su falta de acción tras el incendio que se desató el pasado 25 de marzo en un galpón que está ubicado en la calle Tierra del Fuego.

El lugar permanecía abierto y fue tomado por varias personas en situación de calle. Desde entonces, el subsecretario de Protección Ciudadana, Francisco “Pancho” Baggio, advirtió que la entidad bancaria no se hace cargo.

El titular del Consejo de Seguridad Ciudadana, Marcelo Inaudi, fue quien se se presentó en la justicia neuquina denunciando que, pese a las múltiples intimaciones ejecutadas por la Justicia de Faltas de la comuna, hasta el momento no se concretó ninguna acción para prevenir posibles derrumbes en los inmuebles linderos.

“Más allá de las acciones del Juzgado de Faltas, nosotros radicamos la denuncia ante el fiscal por esta actitud del gerente del banco de no cumplir con ninguna intimación. Él es el responsable y está desobedeciendo la orden de un funcionario público cosa que está penado por el artículo 239 del Código Penal”, explicó Inaudi.

También solicitó al fiscal “que se estudie si esa conducta no queda alcanzada por las normas del artículo 187 y 189 del Código Penal, que es la del estrago que puede ocasionar un derrumbe”.

Entre los fundamentos que se exponen en esta denuncia y la preocupación planteada desde el Consejo de Seguridad, Inaudi manifestó que “todo quedó en un estado de fragilidad y con riesgo de derrumbe después del incendio. Esto es un peligro para los vecinos, para la Escuela N°207 que está al lado, para los transeúntes, para los vehículos que circulan por ahí”, describió el funcionario.

Consideró que la situación es aún más grave, porque “hay una antena gigantesca que está encima de la construcción de 50 metros de alto y de hierro que está tambaleando. Si llega a caer sobre la escuela o sobre cualquier vivienda ocasionaría graves pérdidas. Encima la antena tiene los tensores de sujeción absolutamente sueltos”.

Popular Articles