Espacio para la participación de la mujer mapuche

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

En un hecho histórico, la Municipalidad de Neuquén suma a las mujeres mapuches a su gestión de gobierno. Esta mañana, el intendente Mariano Gaido visitó la sede que los encuentra en la ciudad de Neuquén y firmó junto a las autoridades de la Confederación un convenio a través del cual se creó el área de la Mujer Mapuche.

Gaido calificó al convenio de “trascendental importancia para la ciudad de Neuquén”.  “Creemos que la participación de la mujer no se discute”, dijo tras recordar que los factores participación e inclusión son sellos de su administración.

Apreció luego que con este acuerdo se avanza en “derechos que no estaban visualizados dentro de lo que es el gobierno municipal. Creamos la secretaría de la Ciudadanía, creamos la subsecretaría de la Mujer, y agradezco la posibilidad de que se haya sumado nuestra mujer mapuche”.

“Creemos que su voz es fundamental en un gobierno y tiene que ser multiplicador en otras administraciones públicas”. “Las comunidades forman parte de nuestra historia, debemos poder trabajar juntos. Porque una ciudad se desarrolla, produce y crece si todos juntos participamos”, añadió.

Sobre el tema, la subsecretaria de las Mujeres, Alejandra Oherens, quien tendrá bajo su órbita este nuevo espacio de trabajo manifestó que “la idea es integrar a la mujer mapuche a la subsecretaría de las Mujeres, esto tiene que ver con una política intercultural del Estado municipal, es una decisión del intendente y vamos a trabajar en conjunto no solo desde la Ruca, sino también desde la subsecretaria y la casa integral que tenemos en Alta Barda”.

A su turno, María Piciñam, de la Confederación Mapuche, agradeció la firma del convenio y consideró que es un gran avance y desafío “porque no solo se está hablando acá de visibilizar la presencia de las mujeres mapuches en nuestra sociedad sino fundamentalmente visibilizar a un pueblo originario y preexistente en nuestra provincia”.

“Garantizar que las mujeres mapuches podamos ser escuchadas, y ejercer nuestros derechos como lo dicen además la Constitución Nacional, Provincial y Convenios Internacionales, es algo que esperamos desde siempreÑ algo que debería ser natural pero que hoy es una novedad”, destacó Piciñam y agregó “esperamos que en el tiempo podamos decir que ya no es una novedad, que es una política de gobierno municipal”.

También valoró la presencia del intendente, Jorge Nawel, Werken de la Confederación Mapiche, quien dijo que la casa mapuche “Lof Newen Mapu” ha sido base para la organización de su pueblo durante cuatro décadas en la ciudad de Neuquén; “pero el día hoy es histórico porque por primera vez viene un intendente y nos visita; y no por una formalidad sino para hacer un anuncio muy importante. Estamos muy contentos”.

Por su lado, el diputado Mariano Mansilla sostuvo que “el Estado Municipal comienza un nuevo camino, se empieza a construir una nueva ciudadanía, una nueva ciudad. En la campaña Mariano dijo mil veces esto es con todos y todas, y es así. El todo incluye al pueblo mapuche originario de nuestra provincia”.

El convenio denomina el Área de la Mujer Mapuche como Newen Zomo, y desarrollará sus tareas en el ámbito de la subsecretaría de las Mujeres. El Lof Nehuen Mapu aportará un espacio físico de su ruca con el equipamiento necesario para complementar con el lugar destinado por la subsecretaría de las Mujeres en su sede.

Entre otras cosas tendrá la función de administrar y actualizar el registro o padrón de mujeres mapuches de la ciudad; proponer, impulsar, formular, o intervenir en el diseño de políticas públicas en materias que puedan afectar a las mujeres mapuche.

También coordinar con el Ministerio de Salud medidas para la dirección y gestión del Programa de Salud para las mujeres mapuches; y coordinar con el Ministerio de Educación acciones para la dirección y gestión de la modalidad educación bilingüe e intercultural.

Facilitar apoyo técnico para la ejecución de planes, programas y proyectos ejecutados por las mujeres mapuches para promover su autogestión y desarrollo; apoyar y fortalecer la economía comunitaria y sus formas propias de productividad, implementando mecanismos alternativos para la comercialización de sus productos.

Share.