Garantizan la asistencia en los barrios de Neuquén

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

En tiempos de cuarentena el municipio mantiene una fuerte presencia en los barrios, no solo a través de acciones preventivas para la salud de la población sino además llevando adelante programas de agricultura urbana beneficiosos para la economía hogareña y la entrega a domicilio de más de 1.000 tablets gratuitas a adultos mayores.

María Pasqualini, secretaria de Capacitación, Empleo y Desarrollo Económico,  contó que para que los beneficiarios del plan +SIMPLE de inclusión digital no tengan que salir de sus casas se organizó una logística que permite acercarles los dispositivos a aquellos que lo requieran.

“Con solo que nos dejen un mensaje al 2994134271 con el número de sorteo o en la página web de la subsecretaría de Capacitación, nos ponemos en contacto y les acercamos las tablets a sus hogares”, explicó.

informó que de este modo se está dando continuidad al programa que por la cuarentena quedó pendiente la entrega de un millar de tablets gratuitas e insistió con que “es muy importante que las y los beneficiarios las tengan y las usen porque pueden realizar trámites bancarios, sacar turnos, pagar impuestos, todo sin necesidad de exponerse”.

También la funcionaria destacó la convocatoria del programa de agricultura urbana, que adecuado a las circunstancias se implementa vía web en convenio  con el INTA ante la imposibilidad de realizar cursos presenciales por la disposición del aislamiento social y obligatorio por el coronavirus.

“Superó nuestras expectativas: se entregaron 350 kits a 350 familias que van a desarrollar su huerta otoño-invierno y a las que además les vamos a dar continuidad en la temporada de semillas primavera-verano”, garantizó.

“Plantar un huerto propio es más barato que adquirir verduras en el mercado, las familias consumen productos orgánicos saludables, y ni contar -insistió- que es una actividad que reúne generalmente al grupo familiar”.

Otra actividad destacada de la cartera de Pasqualini es la producción en tiempo récord de más de 20 mil cubrebocas a través de la organización de un voluntario que reúne a no menos de 200 personas.

El municipio proporciona los insumos, desde la tela de friselina de 80 gramos para garantizar que las microgotas no pasen, hasta el hilo para coser y las agujas de las máquinas que se rompen durante la confección.

La funcionaria dijo que los cubrebocas están destinados al personal municipal que efectúa trabajos de limpieza y en espacios públicos, “pero también entregamos a la Policía Federal, a comedores, a otras instituciones y a comisiones vecinales para que los redistribuyan a los vecinos y vecinas”.

Share.