Producen hongos comestibles con sustrato de la poda de olivos

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Emprendedores de la localidad neuquina de Centenario comenzaron a producir, por primera vez en la provincia, hongos comestibles a través del sustrato de la poda del olivo, una experiencia sustentable en la que el desperdicio de una actividad se reutiliza para producir otro alimento.

El emprendimiento “Praderas Neuquinas”, dedicado a la elaboración de aceite de oliva con la colaboración del laboratorio de Hongos Comestibles de Neuquén del Centro Pyme-Adeneu (Agencia de Desarrollo Económico de Neuquén), comenzó con la producción de gírgolas, una especie de hongos comestibles, a partir de los residuos de la poda del olivar, informó a Télam Cristian Starik, responsable del laboratorio.

Starik agregó: “Es la primera vez que en la provincia se producen hongos comestibles a partir de los restos de poda del olivo y creemos que es la primera vez a nivel país”.

El referente del laboratorio explicó que “la producción del aceite de oliva genera dos tipos de residuos. Por un lado un material vegetal con la poda del olivo y por otro, cuando uno hace la extracción del aceite, la aceituna genera otro residuo que es más pastoso, más oleaginoso, más denso”.

Asimismo, indicó que en los ensayos realizados en el laboratorio se observó que “el sustrato de la poda del olivo funciona muy bien sin necesidad de corregir ninguna característica, es decir, no hace falta agregar aditivos como fósforo y nitrógeno para corregir falencias nutricionales que pudiera poseer el sustrato”.

“Lo normal es que el sustrato tenga contaminaciones y lo otro interesante que detectamos del sustrato con residuos de la poda de olivos es que se contamina muy poco. Esto se debe a que tiene otros compuestos, por lo cual otros hongos contaminantes no pueden crecer” afirmó Starik.

Además, destacó que “el sustrato agotado, luego de que culmina la cosecha de los hongos, se convierte en materia orgánica de calidad que se puede utilizar como abono para el cultivo de olivo”.

El responsable del laboratorio resaltó la importancia del hongo porque “es un alimento muy valioso desde el punto de vista nutricional y medicinal. Para los veganos y vegetarianos es un suplemento proteico de origen no animal que tiene muchísima más proteína que cualquier vegetal”.

Fuente: Télam

Share.