El fútbol argentino suspenderá todas sus competencias hasta el 31 de marzo

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La Primera División y el resto de las categorías del fútbol argentino quedarán suspendidas hasta el 31 de marzo próximo por la pandemia de coronavirus, tras un consenso logrado ayer por los diversos actores involucrados, que será oficializado en las próximas horas.

“Mañana se va a resolver esta situación”, prometió el titular de Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA), Sergio Marchi, cuando ingresaba a la sede del gremio luego de reunirse con autoridades del gobierno nacional.

Horas antes, el propio dirigente sindical había admitido la posibilidad de la suspensión al adelantar que se respetaría “la decisión de los jugadores”, en su totalidad de acuerdo con no prestar servicio para no exponer su salud.

Durante la jornada, los contactos entre Marchi, dirigentes de AFA y funcionarios de gobierno le dieron forma a la postura de parar el fútbol una vez cumplida esta noche la primera fecha de la Copa de la Superliga, que se jugó este fin de semana sin público luego de las primeras disposiciones relativas a la emergencia sanitaria.

El presidente Alberto Fernández admitió el domingo que el fútbol con presencia de hinchas no era posible en la actual coyuntura, dejó abierta la opción de que continuará a puertas cerradas y admitió su deseo que, en caso que así ocurriera, las empresas propietarias de los derechos televisivos habilitaran la transmisión abierta.

La chance de continuar con el fútbol en Argentina, a contramano de lo que se decidió en las principales ligas del mundo, comenzó a desvanecerse con el envío de una carta del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, a todas sus federaciones miembro.

Infantino recordó que “la salud y la solidaridad deportiva deben ser los principios que rijan las decisiones que se tomen en este crucial momento” y cerró su mensaje con un pedido taxativo: “protéjanse y cuiden a los demás”.

La dirigencia del fútbol argentino se sintió interpelada por esa misiva y, pese a que algunos miembros eran partidarios a sostener la actividad para no sufrir perjuicios económicos, finalmente aceptó una suspensión que una vez expuso los desatinos de su organización.

Share.