El verano cultural fue un éxito

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Más de 85 mil espectadores disfrutaron del Verano Cultural que culminó este domingo con la participación de 500 artistas locales en siete escenarios distribuidos en la ciudad de Neuquén con el objetivo de que los espectáculos estén al alcance de todos.

“La convocatoria fue exitosa porque ofrecimos un despliegue espectacular con una oferta variada y de calidad para todos los gustos y las edades”, destacó el subsecretario de Cultura, Martín Ferrari, señalando que todos los espectáculos y actividades fueron gratuitos y abiertos al público.

“Hubo rock y música electrónica, de fusión y folclore, show infantiles musicales y de magia, e incluso cine al aire libre con familias enteras disfrutando de buenas películas cómodamente sentadas en una reposera”, describió algunas de las intervenciones organizadas.

Ferrari recordó que como para el intendente Mariano Gaido la cultura y la educación es un derecho de todos y todas, los escenarios se montaron en las zonas sur y oeste de la capital neuquina, además del centro: “Buscamos que todos los vecinos y vecinas pudieran vivir el Verano Cultural y a la vez poder difundir el trabajo de los artistas locales”.

En su XXI edición, el Verano Cultural abarcó un total de 10 fechas con la particularidad de que todos los escenarios funcionaron en simultáneo ofreciendo diferentes presentaciones artísticas.

En el centro, al lado del monumento a San Martín, se montó un gran escenario que cobijó a grandes cantantes de la región y otro en el oeste, que replicó muchos de los shows y donde además el ciclo Confluir bajo la misma luz estuvo presente todos los fines de semana desde el 14 de diciembre hasta el 8 de febrero. En el marco del Verano Cultural se sumaron espectáculos infantiles de magia y música.

A su vez el escenario Tita Merello convocó a los amantes del tango y del hip hop, los Arcos Romanos reunieron a las danzas del mundo y al folclore, el Paseo Costero desplegó música electrónica, exposiciones de artistas locales y talleres artísticos y lúdicos. Música y shows infantiles hubo en el balneario Valentina Sur, y el cine móvil con su propuesta de cine infantil argentino se instaló en el Sandra Canale.

“Además la calle Roca se transformó en peatonal y en un gran espacio público donde se vieron trabajos de artistas neuquinos y donde además hubo talleres abiertos para grandes y chicos, ajedrez para las familias y arte literario”, dijo, “fue un Verano Cultural en el que brilló la participación de todos los vecinos y vecinas de la ciudad”.

Share.