Mejoras en el área de Endoscopía del Castro Rendón

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Culminaron en enero los trabajos de remodelación y ampliación en el área de Endoscopía del hospital Castro Rendón, al igual que la incorporación de equipamiento que permitirá mejorar la calidad de la atención de los pacientes y beneficiará a los profesionales. Para realizar la obra, que comenzó en septiembre pasado, e incorporar el nuevo equipamiento se invirtió 2.477.000 pesos a través de Recupero Financiero del hospital.

Al respecto, el director de hospital, Adrián Lammel, mencionó que “este nuevo espacio permite poner en relevancia la endoscopía, tanto para los diagnósticos precoces como para los tratamientos, mejorando la calidad de la atención de nuestros pacientes” y recordó que “las patologías gástricas, colónicas y urológicas, tienen un peso importante en la morbimortalidad en la provincia”.

Asimismo, Lammel destacó que “somos un hospital escuela, que cuenta con residencias de diferentes especialidades” y “esta mejora del servicio no solo es un beneficio para los pacientes, sino que también impacta en la formación de los nuevos profesionales”.

Por su parte, César Zancarini, director asociado de Administración del hospital,  comentó que “además de la ampliación, remodelación y reparación de las instalaciones del sector se incorporó equipamiento importante para la esterilización y la mejora de los procesos, optimizando los estándares de esterilidad y el cuidado de los pacientes”. En este sentido, se incorporó una campana de extracción para la limpieza y esterilización de los endoscopios, entre otros aparatos.

En relación al servicio de Endoscopía, Juan Lamot, médico cirujano intervencionista del hospital comentó que “hay una línea de mejoramiento del servicio desde el año 2017 cuando se compró una nueva torre y una caña de endoscopia, en esa oportunidad se invirtieron unos tres millones de pesos” y explicó que “luego se empezó con el plan de ampliación de la sala que tiene más de 30 años, y ya nos resultaba incómoda para los procedimientos que estamos haciendo”.

“La terapéutica que realizamos con la endoscopía ha crecido, y hoy podemos realizar distintos tipos de cirugías”, dijo Lamot y expresó que “por eso tuvimos que ir adaptando el lugar para poder realizar procedimientos mucho más complejos, que en otros momentos se debían resolver en el quirófano”.

Además, el médico cirujano manifestó que “en la provincia los servicios de Endoscopía trabajamos en red, y el del Castro Rendón cumple un rol fundamental porque es el único que tiene guardia pasiva” y resaltó que “se reciben uno o dos pacientes cada 48 horas derivados de otras zonas de la provincia para realizar estudios endoscópicos, tanto de diagnósticos como de tratamiento, para resolver patologías emergentes y realizar terapéuticas que no se hacen en otros servicios de la provincia”.

Las áreas de endoscopia dependen de los servicios de Cirugía en todos los hospitales y se trabaja junto a los cirujanos que los coordinan. “En conjunto vemos si el paciente debe ir a una resolución endoscópica o quirúrgica, es decir que se decide si se resuelve en la sala de procedimientos o en el quirófano” dijo Lamot y agregó “la mejora edilicia y de equipamiento nos va a permitir resolver más casos dentro de la sala y de esa manera descomprimir el quirófano”.

Obra y compras

Con el nuevo proyecto se trabajó sobre un área que no estaba en uso dentro del hospital y se realizaron tres boxes de trabajo y uno de recuperación, bajo las nuevas normas de establecimientos de la cartera sanitaria provincial.

Dentro de la estructura edilicia que se formó, hay un área de procesamiento de endoscopio que aumentó de tamaño para mejorar la parte de procesamiento de los equipos, y dentro de los boxes de trabajo se amplió el espacio para poner el equipamiento.

Una adquisición importante para el área fue la compra de una campana plegada en chapa de zinc lisa con conducto y un extractor; mientras que otra adquisición de relevancia fue la compra de un equipo compresor tipo odontológico de 30/40 litros pistón seco, dos botellones de un litro completo con tapa para sillón odontológico, dos jeringas triples, dos pistolas de aire y dos bocas de aire.

Además, se compró mobiliario como sillas, mesas, percheros, lockers metálicos y escritorios.

Share.