¿Por qué la consulta médica es fundamental antes de comenzar a entrenar?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Especialistas insisten en la importancia de empezar una rutina de manera progresiva, y tras haber consultado a un médico que la avale y descarte factores de riesgo, para evitar eventos cardiovasculares. ¿Qué estudios debe incluir el apto físico?

Es fundamental recurrir al médico de cabecera o al centro de salud más cercano para que un profesional conozca la historia clínica de cada persona y, en función de ello, indique los estudios necesarios para evaluar su aptitud física de manera seria e integral. Empezar de forma progresiva es clave.

“El inicio de una práctica deportiva siempre tiene que estar avalado por un médico. Se suelen hacer ejercicios muy fuertes, y en pacientes que tienen una enfermedad subyacente, especialmente hay que tener mucho cuidado”. La recomendación la hizo el médico cardiólogo Gabriel Lapman (MN 119.066), para quien “mucha gente empieza a ejercitarse en un nivel superior al que puede tolerar”.

“Para evaluar factores de riesgo, lo recomendable es hacerse un electrocardiograma, una ergometría y eventualmente un ecocardiograma; puede sumarse un análisis de laboratorio para conocer los niveles de colesterol, triglicéridos, glucemia, etc”, apuntó Lapman, quien reforzó: “Así como no no se puede dar el mismo tipo de ejercicio a todas las personas, tampoco el chequeo puede ser igual en todos los pacientes, hay que evaluar cada caso”.

Ante una emergencia la práctica de RCP tiene alta efectividad cuando es aplicada en los primeros minutos. “Cada minuto que pasa en una víctima de muerte súbita sin asistencia adecuada significa la pérdida de un 10% de posibilidad de sobrevivir”, señaló, y luego de considerar que “resulta indispensable que los lugares donde se practica actividad física cuenten con personal entrenado en RCP, DEAs, y un protocolo de acción para saber cómo actuar frente a una emergencia cardíaca como un episodio de muerte súbita”, finalizó: “Si la población estuviera entrenada en RCP, se podría salvar a más de la mitad de las 40 mil víctimas de muerte súbita que se estima se producen al año en la Argentina”.

Fuente: Infobae

 

Share.