Inauguran la plaza Rubén Decuzzo en El Progreso

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Con aplausos y agradecimientos, los vecinos y vecinas del barrio El Progreso reinauguraron esta mañana, junto al intendente Mariano Gaido y el gobernador Omar Gutiérrez, la plaza Rubén Decuzzo del barrio El Progreso, un espacio público que llevaba varios años abandonado y que hoy luce totalmente renovado con nuevo mobiliario urbano, forestación y espacios recreativos y deportivos.

Ubicada en Gobernador Peri y Galarza, lleva el nombre de quien fue un referente barrial social muy importante para el sector. Se encuentra en un punto estratégico del barrio, rodeada de instituciones educativas y ocupa una superficie total de 2.420 metros cuadrados.

Luego del corte de cintas y el descubrimiento de la placa que le hace honor al vecino que le dio el nombre al espacio público, Gaido agradeció a los trabajadores y trabajadoras que desarrollaron la nueva plaza “y también a los que estuvieron en los más de cien espacios verdes que hicimos en un año y medio de gestión”.

“Es un orgullo ser la capital más joven del país y la que más crece”, destacó Gaido y enfatizó sobre la importancia de trabajar en equipo junto a la provincia para el crecimiento y desarrollo de la ciudad.

“Todos los días estamos inaugurando obras porque trabajamos, mientras otros se dedican a criticar. Y eso es lo que necesita este país y necesitamos todos: Estar juntos, y esta capital es un ejemplo de eso”, afirmó y agregó: “Esta no es una obra más, es una obra en la que estamos reconociendo a la familia Decuzzo, una familia neuquina que contribuyó a construir a este barrio hermoso de Neuquén”.

Por su lado, el gobernador Gutiérrez dijo que a través de esta obra “estamos reconociendo a una familia neuquina que contribuyó a construir a este barrio hermoso de Neuquén” y felicitó la iniciativa porque “permite la apropiación y el empoderamiento de los espacios públicos, la construcción de la justicia social en la igualdad de oportunidades”.

“Es una obra para todos, una obra que incorpora el disfrute para las personas con discapacidad”, por eso, continuó, “es importante fortalecer estas políticas colectivas” que “vamos pudiendo cumplir gracias a la voluntad y al voto de confianza de los habitantes de la ciudad de Neuquén”.

Al recordar cómo estaba la esquina donde hoy se luce la nueva plaza, Santiago Morán, secretario de Movilidad y Servicios al Ciudadano, contó que en el relevamiento previo a la puesta en marcha de los trabajos se constató que el sistema de riego era insuficiente. Además, el playón multifuncional se encontraba deteriorado, principalmente el cerco perimetral, “por otro lado el mobiliario de descanso y los juegos infantiles estaban en estado regular y el sistema de iluminación tampoco estaba».

Desarrolló que dentro de las tareas realizadas se destaca la puesta en valor del playón multifuncional, la pintura y demarcación del cerco perimetral, de los aros de básquet y arcos de fútbol y la superficie total del playón, “quedó así en óptimas condiciones para la práctica de actividades deportivas para todos los chicos y chicas del barrio”.

“También se incorporó una cancha de fútbol-tenis, dos mesas de ping pong, cuatro juegos saludables y tres conjuntos de juegos para niñas y niños”, mencionó Morán, quien agregó que en el sector descanso se reacondicionaron los bancos existentes y se incorporaron tres juegos nuevos de Pac Man: “Esto permitirá brindar una mejor redistribución del espacio”. También se construyeron 120 metros lineales de veredas que conectan todos los sectores de la plaza.

Respecto a la forestación, dijo que se sembró césped en 600 metros cuadrados de superficie y se plantaron 9 abedules, 15 fresnos rojos, 18 fresnos americanos y 17 crespones. Además, se realizó obra para que la plaza tenga un sistema de riego por aspersión y goteo.

“¿Qué diría mi papá? Obra cumplida, sueño cumplido”, enfatizó Iliana, hija de Decuzzo, en su mensaje en el acto, en cuya ocasión agradeció “en especial a la gestión de gobierno municipal en la figura del intendente, a todos los que hicieron posible esta obra magnífica”. “Papá los está aplaudiendo desde el cielo”, les dijo a los presentes.

«A los que formamos parte de las comisiones directivas no nos pagan, trabajamos ad honorem, lo hacemos porque queremos mejorar la calidad de vida de las y los vecinos», planteó el presidente de la vecinal, Marcelo Pailacura, y agradeció a la Municipalidad y al intendente. El vecinalista pidió el reconocimiento a familia Decuzzo.: «Con el cambio de políticas de esta gestión el barrio Progreso ya se transformó en centro», señaló y felicitó a Gaido por haber ampliado la mirada y poner en desarrollo la avenida Huilen.

Claudio Domínguez contó que esta plaza era un espacio abandonado en el que la Municipalidad de Neuquén trabajó para lograr consolidar un espacio “como realmente se merece el barrio”.

En su discurso, Domínguez recordó algunos barrios en los que recientemente se realizaron obras similares y mencionó a Parque Industrial y a La Sirena, tras adelantar que próximamente se va a trabajar en Almafuerte, en San Lorenzo Sur y en Alta Barda.

Domínguez resumió y resaltó la recuperación de algunos espacios públicos en la gestión del intendente Gaido: “Todos hoy son de pulmones verdes que nos igualan en derechos, y que la Municipalidad de Neuquén recuperó para cada uno de los neuquinos y neuquinas”.

Share.