GAIDO ELEVÓ AL DELIBERANTE EL PRESUPUESTO 2023

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El Intendente elevó al Consejo Deliberante el presupuesto 2023, tres veces superior al del año anterior.

El intendente Mariano Gaido presentó hoy al Concejo Deliberante el proyecto de Presupuesto General de Gastos y Cálculo de Recursos para el ejercicio financiero 2023 de $49.988 millones con un superávit económico y financiero de $15.648,3 millones, tres veces superior al del ejercicio anterior.

De este modo el municipio de Neuquén demuestra tener sus cuentas saneadas, ser el único de la República Argentina en contar con excedentes y que de acuerdo a los lineamientos principales reflejados en el Presupuesto prioriza fuertes inversiones en obra pública a través del histórico Plan Capital, en Cultura y Emprendedurismo, en Perspectiva de Cambio Climático, en Soluciones Habitacionales, y en Fortalecimiento al Turismo y al Deporte.

La clave del superávit es la eficiente administración de los recursos, de modo que para 2023 están proyectados recursos corrientes por $46.675,3 millones en materia de regalías y de coparticipación provincial y federal que cubren las erogaciones corrientes estimadas en $31.027 millones. De esto resulta el saldo positivo de ahorro corriente de $15.648,3 millones.

Cabe destacar el crecimiento del superávit de los últimos tres periodos, de $1.045 millones en el Presupuesto 2021, de $4.713,7 millones en el del 2022 y de $15.648,3 en el del 2023.

“Como es nuestra manera de gobernar y de llevar adelante la gestión, cuidando los fondos públicos, de cada vecino y vecina, vamos a destinar rápidamente el superávit a obras y servicios, a políticas públicas que tienen que ver con las cloacas en cada barrio, con el Plan DALE GAS, con más loteos con servicios, con  la oportunidad de generar políticas públicas, el boleto estudiantil gratuito, el kit escolar, el guardapolvo para 27 mil chicos y chicos”, destacó el intendente Gaido.

Sostuvo que la fórmula es “no gastar más de lo que se recauda” y “ser transparentes, eficientes, sabemos que administramos fondos públicos y que tenemos una gran responsabilidad” a la par que señaló que “tener superávit significa una manera de vivir, implica tener independencia, autonomía, tomar decisiones que se reflejan en obra pública y que generan trabajo”.

“Estoy orgulloso de ser el intendente de Neuquén, una ciudad planificada, moderna, inclusiva y participativa”, insistió tras señalar que en su administración no hubo ni hay grietas, “significa administrar y continuar lo que estaba bien, profundizándolo”. Puso de ejemplo la incidencia de la obra pública manteniendo el porcentaje de personal, de 35% y de 31% respectivamente.

También recordó que la buena administración de los fondos públicos permitieron mantener activa la obra pública en los peores momentos de la pandemia, “tomamos la decisión de no parar un segundo y eso fue la chispa que encendió a la obra privada: hoy se construyen 227 edificios, lo que implica puestos de trabajo y movilidad económica”.

“Tenemos el mayor superávit en los 118 años de vida de la ciudad pero también damos un mensaje al país porque –enfatizó- somos el único de toda la República en tenerlo a partir de trabajar y trabajar, a partir de este orgullo neuquino, de la responsabilidad y de la confianza de las y los vecinos porque el 82% paga los impuestos en tiempo y forma”.

Por otro lado, el jefe comunal resaltó que la gestión de gobierno a su cargo “no ha tenido endeudamiento ni siquiera en tiempos de pandemia”. Dijo que el objetivo es generar esta política de Estado a través del Presupuesto y “que todos tengamos los mismos recursos y oportunidades. Fue muy importante llevar adelante decisiones acompañando el sector comercial  y al industrial que son quienes generan fuentes de trabajo”.

Gaido acotó que “siempre que presentamos un presupuesto dialogamos con el pulmón económico de la ciudad y tomamos incidencia en algunas políticas de fortalecimiento de emprendedores y de acompañamiento al sector comercial. Esto es también un presupuesto como política de Estado, participativo y de consenso”.

Por último, destacó sus intenciones de continuar el trabajo que fue bien hecho y “corregir errores con una huella en la administración”, y que en este marco se logró revertir el déficit de la caja jubilatoria que pasó de un saldo negativo de $74 millones de déficit “y lo revertimos a $386 millones de superávit”.

Share.