Fabrican cápsulas de pancreatina en el hospital Castro Rendón

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El Servicio de Farmacia del Hospital Provincial Neuquén comenzó a fabricar esas cápsulas para sus pacientes. Ya se elaboraron más de mil.

El Servicio de Farmacia del Hospital Provincial Neuquén “Dr. Eduardo Castro Rendón” comenzó a fabricar cápsulas de pancreatina; un producto que estaba discontinuado en la industria farmacéutica y que pudo elaborarse tras la reciente habilitación del laboratorio para fabricar medicamentos.

La farmacéutica Alicia Miranda, a cargo del Laboratorio perteneciente al Servicio de Farmacia del HPN, comentó que “la pancreatina es un complejo de enzimas que utilizan pacientes fibroquísticos y otros -por ejemplo- con cáncer de páncreas. Ellos lo necesitan como cualquier enzima que es útil para la nutrición. En su mayoría, las cápsulas son para niños, niñas y adolescentes”.

“Es la primera vez que hacemos estas cápsulas” informó Miranda y agregó que “es un medicamento que estaba discontinuado en la industria farmacéutica y propusimos hacerlo para los pacientes de nuestro hospital, muchos son de acá y otros vienen a atenderse desde el interior porque los especialistas están en el Castro Rendón”.

“En nuestro laboratorio podemos fabricar cualquier tipo de cápsulas, pero ahora estamos haciendo éstas, con el objetivo de que nuestros pacientes no se quedaran sin el tratamiento, hay algunos que toman hasta 8 o 10 por día”, detalló.

“En este momento, estamos cubriendo un déficit con nuestro laboratorio –dijo-, lo mismo nos pasa con jarabes que no se fabrican y nosotros los podemos elaborar aquí en forma magistral, es decir que lo hacemos para cada paciente”.

En el Laboratorio del Servicio de Farmacia ya se hicieron más de mil cápsulas de pancreatina, “empezamos a mediados de mayo a prepararlas, fabricarlas aquí tiene un costo tres veces menor que adquirirlas en una farmacia, es tres veces más económicas con la misma fórmula que un laboratorio industrial”.

En marzo fue habilitado el Laboratorio de Farmacia

Por su lado, Amanda Ramat, jefa del servicio de Farmacia del Castro Rendón recordó que “a partir de marzo contamos con la habilitación definitiva del laboratorio de farmacia para poder fabricar medicamentos”.

“Tenemos las condiciones profesionales para hacerlo –afirmó-, los insumos los compra la Subsecretaría de Salud y nos lo provee para que podamos fabricar, en este caso, las cápsulas que se hacen con sustancias de enzimas pancreáticas con la composición necesaria para armarlas de acuerdo al paciente”.

“Las cápsulas se fabrican contra prescripción médica. Nosotros queremos hacer un seguimiento de los pacientes a los cuales les preparamos esas enzimas -aclaró la jefa de Farmacia-. Con el requerimiento mensual de la prescripción estamos exigiendo el control de ese paciente, algunos se estabilizan con una cantidad, otros deben disminuir o aumentar dependiendo cómo vaya su enfermedad”.

Ramat consideró importante la fabricación de las cápsulas de pancreatina porque “cuando las dosis son muy pequeñas, por ejemplo, para un neonato, el padre o la madre debían abrir las capsulitas y contar granito por granito para saber cuánto le tenían que dar al bebé. Cuando hablamos con Neumonología se pusieron muy contentos porque ahora cuentan con una dosis exacta para el paciente y eso les da seguridad”.

Ramat comentó también que en el laboratorio se fabrican “drogas oncológicas, preparamos jarabes sobre todo para neonatología y pediatría, lágrimas en gotas, colirios y podemos hacer cremas también, nuestra meta es poder hacer todo aquí”.

Share.