Día Nacional del Donante de Médula Ósea

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Ser parte del Registro Nacional de Donantes Voluntarios de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) es un acto solidario, voluntario y altruista.

En el día de la creación del Registro Nacional de Donantes Voluntarios de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH), que funciona en el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai), el Cucai Neuquén invita a la comunidad a inscribirse como candidato dispuesto a donar células para ser utilizadas en trasplante. Todas las personas entre 18 y 40 años que gozan de buena salud, pesan más de 50 kilos y no tienen antecedentes de enfermedades cardíacas, hepáticas o infectocontagiosas, pueden ser donantes.

Enfermedades hematológicas como leucemia, anemia aplásica, linfoma, mieloma, errores metabólicos o déficits inmunológicos pueden ser tratadas con un trasplante de CPH, conocido como trasplante de médula ósea. Sin embargo, según las estimaciones, tres de cada cuatro pacientes no tienen donante compatible en su familia y necesitarán un donante no emparentado.

En este sentido, el Registro Nacional de Donantes Voluntarios de CPH ha permitido incrementar cada año la lista de argentinos que se suman a la Red Mundial de donantes voluntarios. El mismo forma parte de la Red Internacional Bone Marrow Donors Worldwide (BMDW), que agrupa registros de más de 63 países y que actualmente cuenta con más de 32 millones de personas anotadas.

En la provincia, por otra parte, el Cucai Neuquén trabaja de manera conjunta con el Centro Regional de Hemoterapia (CRH) en la promoción de la inscripción al registro, a través de charlas informativas previas a las colectas de sangre programadas. Además, trabajan en la posibilidad de dar un seminario en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), en el ciclo básico, respecto de la temática.

Al respecto, la referente provincial de Donación y Trasplante, Sandra González Cruz, explicó que se hacen trasplantes de médula ósea y en la medida que haya más inscriptos, las posibilidades de encontrar a un donante compatible, en caso de necesitarlo, aumentan.

Información para ser donante voluntario

Toda persona entre 18 y 40 años, con buena salud, que pese más de 50 kilogramos y no tenga antecedentes de enfermedades cardíacas, hepáticas o infectocontagiosas, puede ser donante.

La inscripción en el Registro Nacional de Donantes Voluntarios de Células Progenitoras Hematopoyéticas es simple y se realiza al donar sangre. Tras manifestar la voluntad de serlo, es necesario completar un formulario con datos personales y firmar un consentimiento para la realización de estudios genéticos sobre una pequeña muestra de la sangre donada.

Esos datos genéticos luego quedan a disposición para ser comparados con los de las personas que necesitan un trasplante de este tipo. Estar inscripto en el registro es un compromiso a largo plazo y representa la posibilidad de poder donar vida en vida a través de un acto voluntario, libre, gratuito y solidario.

Share.