Gobierno de la Provincia del Neuquén

Violentos incidentes entre manifestantes y policía frente a la Legislatura

La movilización organizada por organizaciones políticas, sindicales y sociales a la Legislatura contra el contrato Neuquén-YPF, originó este miércoles un fuerte y violento choque con la policía que custodiaba el lugar, que causó heridos (uno de bala), detenidos y una renovada conmoción político-social.

El ministro de Coordinación, Seguridad y Trabajo del gobierno neuquino, Gabriel Gastaminza, advirtió que se pretendía directamente impedir la sesión en la Legislatura, prevista para las 16 de este miércoles, que era un virtual “golpe de Estado” contra la democracia, y que había varios policías heridos por las pedradas.

“El grupo más violento está integrado por un centenar de jóvenes, encapuchados, con carteles de partidos de la extrema izquierda”, dijo Gastaminza, en medio de los incidentes, en los que se intercambiaban pedradas con gases lacrimógenos.

Desde los comandos sindicales de la CTA, un sector de los organizadores de la protesta, se atribuyó lo ocurrido a una “provocación” de las fuerzas policiales. Esto fue negado terminantemente por el ministro Gastaminza.

La escena, como suele suceder en estos casos, era al mediodía de características dantescas. El vallado que se había colocado en inmediaciones de la Legislatura estaba diseminado en las calles, mientras una nube oscura de gases se abatía sobre manifestantes y vecinos, ya que el lugar está densamente poblado porque es una zona residencial.

Pasadas las 15, el gobierno dio una conferencia de prensa en la misma Legislatura. Allí, el ministro de Coordinación Gastaminza, y el jefe de Policía, Raúl Laserna, aseguraron que la policía no utilizó armas de fuego, en función de un operativo al respecto que se había realizado el día anterior y controlado este mismo miércoles. Se mostró una gran cantidad de elementos de ataque caseros, utilizado por los más violentos de los manifestantes: hondas, gomeras, y bombas molotov, según explicaron. Y se informó que hubo seis policías heridos.

El tema de las armas de fuego se mencionó explícitamente, porque hubo un herido de bala, un joven de 33 años, de apellido Barreiro, que ingresó al hospital Castro Rendón a las 13,45, presentando una herida en el hemitórax derecho. Estaba en “estado estable”, se informó desde el hospital, sin peligro de muerte.

Según el ministro Gastaminza, el proyectil que hirió a Barreiro “sería de calibre menor, un 22 milímetros”. Enfatizó que la policía no usó armas de fuego, y que además ese calibre no es el utilizado por las fuerzas de seguridad del Estado.

 

 

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados