Gobierno de la Provincia del Neuquén

Una gran atajada de Chichizola instaló a River en la punta

El arquero Chichizola se puso el atuendo de héroe, atajó un penal en tiempo de descuento, y le dio así la victoria por 3 a 2 a River frente a Racing, justo lo que necesitaba para igualar los puntos de Gimnasia (que empató) y llegar nuevamente a la punta del torneo.

River tuvo un partido soñado, por la tensión, el esfuerzo, los goles, y el sufrimiento, que al final, cuando el resultado es exitoso, no hacen más que agregar brillo al momento.

El partido se había planteado parejo, disputado, como corresponde a un clásico. Nada parecía indicar que se produciría una ventaja para alguno de los dos, cuando el árbitro Diego Abal, tras una jugada confusa con varios rebotes, vio un supuesto agarrón dentro del área de Savljich a Villalva.

Dio la impresión de que el juez se equivocó, pero en esa jugada sí se observó un agarrón de Saja a Carbonero. Cavenaghi lo convirtió en gol con un derechazo cruzado.

Poco le duró la alegría del triunfo parcial y de volver a la cima a River, porque en un tiro libre de De Paul desde la izquierda se descuidó y, con un certero cabezazo, Villar puso el 1-1.

El partido, pese a no jugarse bien, ganaba en intensidad y en ese tren, cuando se moría la primera etapa, un potente derechazo desde afuera del área de Carbonero sorprendió a Saja y se le metió por el medio del arco.

No tardó mucho River en aumentar la diferencia en el complemento.  Antes de los 10 minutos, Cavenaghi armó una pared con Carbonero, que luego armó otra con Lanzini y, de taco, el centrodelantero terminó por empujar la pelota al gol y marcar el 3-1. T

La euforia del Monumentalse atenuó cuando Hauche definió ajustadamente una contra que armó Viola. Con el 3-2 y aún un cuarto de hora por disputarse, el suspenso pasaba a ser la emoción predominante. Y el momento más tenso llegó, cuando Rojas puso la mano en un centro y Abal cobró el penal.

Lo fue a patear Saja. Fuerte y a la izquierda de Chichizola. Justo al lugar para donde se arrojó el arquero, que rebotó el remate. Se tiró en palomita Viola, y la pelota dio arriba del travesaño. La historia quedaba sellada. Fue para River, que es puntero, y que ahora siente el gusto a título muy cerca.

 

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados