Gobierno de la Provincia del Neuquén

Un mural emblemático

El mural que el artista neuquino Carlos Juárez realizó sobre el paredón del cementerio principal de la capital neuquina, está terminado, y con sus 73 metros pasó a ser uno de los más grandes de Latinoamérica.

La obra, que había comenzado Juárez hace unos años, está realizada con técnicas mixtas y materiales de fuerte resistencia al paso del tiempo y los factores meteorológicos.  Incluye venecitas, material cerámico de descarte de la industria local, con sectores con vitrofusión, acero inoxidable y piezas cerámicas, microcircuitos confinados en resina, entre otros.

“Es un mural de gran complejidad, uno de los más grandes de Latinoamérica y forma parte de nuestro patrimonio cultural”, destacó el intendente Horacio Quiroga, al recorrer este lunes la obra.

“Es una obra de arte público maravillosa que recorre los fundamentos de la creación y está omnipresente la naturaleza, la cultura, el cosmos y el universo”, destacó, al tiempo que sostuvo que “las buenas ideas tienen en general un final feliz”.

Quiroga elogió el trabajo de Juárez, y también destacó a la arquitecta María Eugenia Moreno que trabajó con el artista; y agradeció a los representantes de dos firmas que aportaron para la reparación del muro y materiales (Weber Saint Gobain) y mano de obra para la ejecución (constructora Julio Maiolo).

Estas empresas aportaron lo suyo en el contexto del programa de responsabilidad social empresaria.

Quiroga aseguró que tener el cementerio central en pleno centro de la ciudad, es comparable con Recoleta en Buenos Aires, “en el sentido de que ya no es una simple necrópolis sino un monumento histórico donde descansan en paz muchos de los primeros habitantes que tuvieron responsabilidades públicas. Acá hay parte de la historia de Neuquén”, dijo.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados