Gobierno de la Provincia del Neuquén

Tensión en YPF

Otra vuelta de tuerca está en marcha en la recurrentemente conflictiva relación entre comunidades mapuches, petroleras y el gobierno neuquino, después que un grupo de los Campo Maripe ingresó y ocupó las instalaciones de la sede de YPF en la capital neuquina.

Seis integrantes de la comunidad ingresaron con la excusa de dejar un documento, y se quedaron dentro, en medio de una notable ingenuidad de los directivos empresarios. Fuera del edificio, se organizó una concentración en respaldo, que se mantuvo durante horas, con la presencia de referentes de la Confederación Mapuche y otros dirigentes, entre quienes se contaron miembros del sindicato ceramista.

Desde la empresa, se intentó aclarar que no se trataba de una “Toma” de las instalaciones, y volvieron a manifestar que la causa del problema no es responsabilidad de la compañía que dirige Miguel Galuccio.

En el gobierno neuquino hubo preocupación, pero al mismo tiempo, se reiteró que se mantendrá la posición de no ceder a lo que se considera una extorsión, para conseguir adueñarse de unas 12 mil hectáreas de tierra, estratégicamente elegidas en zona de explotación petrolera, que producirían una notable renta nada más que por calidad de superficiarios para sus propietarios.

La comunidad mapuche esgrimió sus razones, y advirtió que “no nos importan las amenazas de los funcionarios de gobierno”.

“Nosotros vamos a resistir cualquier intento de desalojo violento porque estamos harto de tanto manoseo. Pedimos que si el gobierno mantiene un poco de cordura, genere una urgente mesa de trabajo” para resolver las demandas presentadas.

El obispado también fue parte de la historia de la jornada del martes, pues había sido convocado de urgencia a una reunión que se mantuvo entre YPF, y funcionarios del gobierno con Gabriel Gastaminza a la cabeza. El obispo Virginio Bressanelli se excusó de asistir, pues tenía un compromiso previo. En su lugar, como representante de la pastoral social, fue enviado Rubén Capitanio.

Los Campos Maripe exigen los siguientes puntos:

– Que se retire las fuerzas policiales y de seguridad privadas de nuestros caminos internos que hoy impiden que controlemos los derrames y accidentes que se continúan sucediendo a cada paso y lo que es peor nos prohíben nuestro desarrollo cultural y filosófico como comunidad mapuche

– Que no se traslade más tierras contaminadas al basurero a cielo abierto de Comarsa e Indarsa ubicados en llena ciudad de Neuquén ya colapsado.

– Que se discuta el resultado del Relevamiento Territorial como lo indica la ley 26160 para tener seguridad sobre nuestras tierras, en una mesa de trabajo con presencia de Veedores que garanticen un debate serio.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados