Gobierno de la Provincia del Neuquén

Sentido común

La actual situación social y política fue analizada por el obispo de Neuquén.

Virginio Bressanelli, expuso ante periodistas una llamativa síntesis de razones de sentido común ante la situación conflictiva que se vive en la Provincia. Con esa simple actitud, desnudó la sinrazón de la esencia del conflicto.

No es la primera vez que un obispo neuquino opina sobre cuestiones que hacen al manejo político. Está en la tradición inaugurada por el primer obispo que tuvo la provincia, Jaime De Nevares. La relación entre la Iglesia católica y los gobiernos del MPN se ha caracterizado siempre por ser amable, pero también por discrepancias en determinadas coyunturas sobre cuestiones concretas.

Ahora, en un fin de año plagado de inconvenientes conflictivos, surgido (como casi siempre) de razones objetivas para la protesta, aunque (también como casi siempre) con metodologías polémicas, aplicadas tanto desde el gobierno como desde los gremios, la palabra de Bressanelli pareció iluminar con simpleza lo que se torna complicado por la puja misma. El obispo apuntó donde duele: queda claro que es difícil determinar qué parte busca el bien común, cuando lo que se percibe es que cada quien defiende lo que maneja.

Veamos lo esencial de lo que dijo Bressanelli:

  • Para 2014, lo que desearía es un año sin cortes de rutas y un año donde los problemas se resuelvan de forma rápida, con diálogo, y donde realmente partamos de un respeto siempre mayor de los unos para los otros.
  • El problema que se ha añadido en esta situación (de demandas salariales) es que, a veces, los reclamos no se atienden en el momento oportuno y se llega a situaciones límite, en que el reclamo se hace a través de formas que pueden ser extorsivas.
  • Estoy convencido de que a los policías hay que pagarles bien porque son servidores de la comunidad y es un trabajo donde se corre mucho riesgo.
  • La pena sería que se instale en nuestra sociedad una forma de reclamar a través de formas extorsivas; eso hay que cuidarlo mucho. Lo mismo pasó prácticamente con la salud y puede pasar en un montón de otras situaciones.
  • Hace falta un diálogo muy honesto de ambas partes: de los gremios, que también tienen una responsabilidad en todo esto, y de parte del gobierno. Cuando el problema se prolonga demasiado, quiere decir que algo en el mecanismo está fallando y una responsabilidad debe haber de parte de alguien.

 

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados