Gobierno de la Provincia del Neuquén

San Lorenzo lo ganaba y Nacional lo empató en el último segundo

Mauro Matos había hecho un golazo y parecía que San Lorenzo se traía media copa a Buenos Aires. Pero Julio Santa Cruz lo empató en el último segundo, y la final de la Libertadores quedó con la chance igualada.

El partido entre San Lorenzo y Nacional de Paraguay siempre fue manejado por el equipo argentino. Tuvo posesión de la pelota, mejor juego, y desniveló con un golazo de volea, anticipando a su defensor, de Matos tras centro de Villalba.

Nacional se fue al ataque porque un resultado adverso como local lo dejaba prácticamente afuera. El equipo de Bauza, conciente de la importancia del tanteador, no arriesgó nada. Y parecía que hacía un negocio perfecto.

Pero ganar por uno a cero tiene su peligro. Y se confirmó esta posibilidad siempre latente en el resultado corto. En la última pelota del partido, un centro largo al área, Bareiro que le gana a su marcador, la cabecea hacia adelante, y Julio Santa Cruz se tira con los pies hacia adelante y alcanza a conectar un derechazo para que la pelota entrara al arco, arriba, en el ángulo izquierdo, sin que Torrico pudiera tocarla.

San Lorenzo es mejor equipo, y no debería tener problema en ganar el partido final en su cancha. Pero la amargura del empate impensado se ha sentido como un baldazo de agua fría sobre el entusiasmo cuervo.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados