Gobierno de la Provincia del Neuquén

Polémica costera

El ingeniero Elías Alberto Sapag, representante neuquino en la Autoridad de Cuenca, tiró la primera piedra actualizada, afirmando que el Municipio capitalino no hace caso de las advertencias (serias) acerca de probables temporales fuertes en los próximos meses.

Sapag no hace más que ilustrar sobre el fenómeno del Niño, que este año se ha desplegado con crudeza en la región y en el mundo. Sostiene que los pronósticos son coincidentes, que hay posibilidades de tormentas convectivas, con lluvias fuertes, y que además se retrasará el deshielo para concentrarse en la temporada estival, lo que aumentará el caudal de los ríos, con la posibilidad de que las represas no alcancen para contener los límites normales de erogación.

En ese contexto, ubicó la situación de una zona capitalina en especial, la de ampliación del Paseo Costero a la vera del río Limay. Dijo que el Municipio no hace caso de las advertencias y no construye las defensas que deberían construirse para preservar esa zona de una inundación probable.

El encargado de desinflar la apocalíptica burbuja acerca del futuro fue el secretario de Obras Públicas del municipio capitalino, Guillermo Monzani, quien aseguró que para la elaboración del proyecto de la obra del Paseo Costero “se tuvieron en cuenta todas las recomendaciones realizadas por la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC)”.

“En caso de una crecida que supere los niveles históricos, en ese sector no hay viviendas ni bienes de importancia que se vean perjudicados”, aseveró el funcionario municipal.

De acuerdo con la información brindada por la secretaría de Obras Públicas del municipio, para proyectar el Paseo Costero se desarrolló un trabajo de relevamiento topográfico en campo, en el cual se identificaron las cotas demarcadas por la AIC.

También se tuvo en cuenta un informe emitido en 2013 por el organismo relacionado con el desarrollo del mejoramiento del balneario Río Grande, en el cual se recomienda adoptar la cota correspondiente al caudal de línea de ribera.

A partir de estos datos y de los relevamientos realizados por el municipio se ejecutó el proyecto de extensión del Paseo entre Avenida Olascoaga y La Pampa con intervenciones recreativas no habitables sobre la cota del hito 8, construido por la AIC para una crecida en caudal del Limay de 1.290 metros cúbicos por segundo.

“No hay peligro para ningún habitante próximo al paseo porque no hay viviendas en ese sector, cuando se construya en el futuro se van a tener que tomar los recaudos para elevar esa cota 60 ó 70 centímetros”, dijo Monzani, y reiteró que “cuando se habla de niveles en la Isla 132 es muy distinto porque no había nada y en la ciudad ya estaban consolidadas muchas construcciones que contaban con los niveles determinados”.

Con respecto al pronóstico de fuertes lluvias para la región en los próximos meses, el funcionario expresó que “luego del temporal de abril de 2014 se llevaron a cabo una serie de obras e inversiones por parte del municipio gracias a los cuales podemos afirmar que estamos mucho más preparados para una lluvia de muchos milímetros en pocos minutos”.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados