Gobierno de la Provincia del Neuquén

Peligro, rotura de acueducto

Un edificio municipal fue afectado por una pérdida de agua tras rotura de un caño.

El edificio ubicado sobre la calle Islas Malvinas, en el que funciona la dirección de Bromatología (Calidad Alimentaria) del Municipio, corre peligro de derrumbe después que un añejo acueducto se rompió y produjo una gran pérdida de agua.

El agua comenzó a surgir desde la madrugada del domingo, y el EPAS se aprestaba este lunes a trabajar en la reparación del acueducto, que fue instalado por Obras Sanitarias en la década del 50 del siglo pasado, según informó Daniel Luz Clara, gerente de Servicio del ente provincial, en declaraciones a la radio AM550.

“Ese edificio se construyó allí y tal vez no se pensó en el riesgo del caño que pasaba por abajo”, aceptó el funcionario este lunes.

Según explicó Luz Clara, el caño (de cemento) pasa muy cerca de los cimientos del edificio. Por eso las tareas de reparación no comenzaron el mismo domingo, pues se prefirió esperar a realizar un operativo en conjunto con el Municipio y con Defensa Civil, ante el riesgo que implicarán los trabajos.

Mientras tanto, el agua siguió fluyendo, ya que no se cortó el servicio porque el corte afectaría a todo el barrio. La calle se transformó en un pequeño río, en un paisaje urbano al que lamentablemente la capital neuquina se está acostumbrando.

“Ayer a las siete y media de la mañana nos enteramos de esta situación porque estaba sonando la alarma del edificio y nos llamaron para avisarnos. Cuando llegué al lugar ya había 50 centímetros de agua adentro de las oficinas. Enseguida me di cuenta que no se trataba de la rotura de un caño de una vivienda por la dimensión de la inundación, era un acueducto de distribución perteneciente al Epas”, explicó Santiago Rivas, el titular del área.

Rivas indicó que inmediatamente se dio intervención a Bomberos, y que además se hizo presente personal de Defensa Civil, de Servicios Públicos y de Obras Particulares para lograr un correcto control de la situación y garantizar todas las medidas de seguridad. “La gente del Epas llegó a las nueve y media de la mañana y según el primer diagnóstico nos dijeron que no podían ponerse a trabajar en las reparaciones hasta tanto se anulara la luz y el gas. En el día de hoy realizamos esos trámites en Camuzzi y Calf”, señaló.

Desde el área informaron que como consecuencia del agua que entró al edificio se perdió parte del mobiliario, 6 computadoras y elementos de laboratorio.

“La atención al público se suspenderá durante toda la semana porque si bien hay que esperar que se solucione el problema del agua luego tenemos que recuperar la luz y el gas. Hoy se iba a dictar un curso de Manipulación de Alimentos donde iban a participar 30 personas. Afortunadamente contábamos con sus teléfonos y pudimos llamar a la mayoría para avisarle que se suspendió.Vamos a tratar de conseguir algún otro salón para no tener que cancelar todos los cursos que se dictan en Bromatología”, manifestó el director.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados