Gobierno de la Provincia del Neuquén

Para recordar el rumbo

(Especial, por Hilda López).- En la noche del miércoles 20 de septiembre, en el Cine Teatro Español se presentó Chango Spasiuk, con el incomparable Rafael Gintoli y la formación de cuerdas de la Fundación Patagónica bajo la dirección de Fabricio Danei, y la actuación de Angel Fretes en vibráfono.

Todos y cada uno brindaron un concierto maravilloso. Detenerse en un calificativo tan fácil de apelar, es desmerecer lo que entregaron. Hubo mucho más.

El talento, si es un don, es para elegidos y si no lo es… es para elegidos. Este misionero con apellido de carpintero de pueblo, ha desbaratado al chamamé y todos los sonidos de la selva misionera, la del litoral, la de la tierra colorada, para transformarla en un apocalipsis de ensueño. Elevarse por sobre corcheas para sentir que penetramos en el mundo particularísimo de su concepción musical, es el sabio intento de este hombre y su acordeón para transformarlo todo en belleza, en espíritu, en una comunión que atrapa.

Rafael Gíntoli, el gran maestro del violín, es el par que necesitaba ese acordeón para saber que hay parejas que funcionan desde lo distinto porque en realidad, son iguales: hablan en el silencio y callan en la multitud. Inteligencia y sensibilidad pura.

“La Suite del Nordeste”, se instala como una pieza de colección. Es lo que viene a futuro con los ritmos del pasado cuando es tratado por artistas que conocen profundamente sus raíces.

De eso se trata: con el lenguaje de la cuna, está la casa materna, la infancia, el pueblo, la selva, la soledad, dibujadas en el rostro de los campesinos, leñadores, hombres y mujeres al ritmo del trabajo bajo el sol. Todo está en esta suite, atravesada por momentos de inocente picardía al compás del chotis, de la polca y el gigante chamamé.

La visita del Chango y Gintoli, es de lujo en la región. Es emparentarnos a través de la música, con nuestros orígenes culturales y todo lo que eso conlleva en momentos que tanto se discute sobre el particular.

Vinieron estos grandes para recordarnos el rumbo. Por todo ello una luz aún está encendida.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados