Gobierno de la Provincia del Neuquén

Otro día de asueto obligado

Neuquén seguirá de feriado meteorológico un día más, con asueto estatal  y sin colectivos.

La decisión se tomó procurando salir de la emergencia que provocó la lluvia -204,6 mm de miércoles a lunes- y atendiendo a la evacuación de 1.300 personas, 736 en la capital.

Así informó este lunes el comité de emergencia, con la vicegobernadora Ana Pechén y el intendente Horacio Quiroga a la cabeza. Este martes habrá asueto administrativo municipal y provincial en la capital, se extenderá la suspensión de clases y del servicio de colectivos. Sólo se habilitará la apertura de grandes extensiones comerciales como súper e hipermercados.

Brindaron números oficiales del temporal: según el Servicio Meteorológico Nacional, 118 milímetros entre las 9 del domingo y las 9 del lunes, y 204,6 desde el miércoles. Hubo 1.300 personas evacuadas en la provincia, 736 de las cuales pertenecen a la ciudad de Neuquén y permanecen en distintos centros comunales (368) y en escuelas acondicionadas para recibirlas (368).

Durante el encuentro con los medios, ambos funcionarios destacaron el trabajo interinstitucional y afirmaron que las tareas continuarán en las próximas horas, porque a la lluvia le siguió el viento fuerte.

“El clima viene actuando como se preveía, disminución de lluvias y ahora comenzará la atención en el viento” dijo Pechen, y adelantó que “se comenzará a trabajar en el desagote de las arterias inundadas que impiden el tránsito y la conexión entre el alto y el bajo”. También subrayó el contacto permanente con el gobernador Jorge Sapag -que se encuentra fuera del país- y que se recibió un llamado de la presidente Cristina Fernández.

Quiroga indicó que mantuvo también contacto telefónico con el mandatario provincial y con el Jefe de Gabinete nacional Jorge Capitanich, quien puso al gobierno de la Nación a disposición.

El jefe comunal aclaró que “todavía estamos en emergencia por el viento pronosticado y por el agua en las calles. Esto va a tomar un tiempo”, dijo, y precisó que algunos de los lugares más afectados por las precipitaciones fueron las viviendas ubicadas al pie de barda, Toma Norte, Valentina Sur, Bouquet Roldán y el área oeste “sobre todo debido a la precariedad de las viviendas”.

“La realidad de los hechos irá marcando los pasos, es todo muy reciente, pero no vamos a actuar con impulsos ni con ansiedad porque podemos agravar los problemas en lugar de solucionarlos. Vamos a esperar que el agua drene y que se sequen un poco los terrenos para comenzar a trabajar con maquinaria pesada en los lugares con situación compleja”, expresó.

También pidió solidaridad a la población y que “no transiten con vehículos por zonas donde pueden perjudicar a sus vecinos” y destacó que “hubo toma de conciencia, la gente sabía y tenía claro que la ciudad se iba a inundar”.

El cuanto al transporte público de pasajeros, Quiroga señaló que, a pesar de que el servicio seguirá suspendido el martes, se está haciendo un diagnóstico de los sectores que están en condiciones de ser transitados por las unidades para comenzar a normalizar la prestación y también, para determinar por cuáles calles se empiezan los trabajos de reconstrucción.

El secretario de Servicios Urbanos, Sergio Sanfilippo, informó por su parte que “alrededor de 300 agentes municipales están abocados a auxiliar a la gente” al tiempo que señaló que hasta por lo menos el miércoles las grandes maquinarias viales no saldrán a trabajar porque “por ser muy pesadas, estropean aún más las calles de tierra deterioradas por el agua”.

Acerca del arbolado urbano, expresó que “estamos en alerta porque va a correr viento fuerte” y “tenemos árboles con raíces superficiales descubiertas por la lluvia, que se tambalean y representan un riesgo para la seguridad de los vecinos”.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados