Gobierno de la Provincia del Neuquén

Otra vez tractorazo

Se hizo sentir este jueves la protesta de los productores de fruta, sobre todo en la zona de los puentes entre Neuquén y Cipolletti, donde alrededor de 300 chacareros en sus tractores buscaron dejar de ser invisibles para un país que todavía parece no comprender dónde está la verdadera riqueza malgastada.

Mientras en los medios estallan todos los días grandilocuentes noticias acerca de los vaivenes económicos macro, poco se dice del drama sostenido en la caída de la producción de peras y manzanas en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén.

Lo que alguna vez fue el sostén orgulloso de una economía afirmada en la producción primaria, la manufactura y la industrialización en origen, ha devenido en una industria exportadora concentrada en pocas manos, ahora también depreciada por el inestable manejo del tipo de cambio y los regímenes bajo fuerte (des) control del Estado de importaciones y exportaciones.

La crisis, pues, encubó y parió un nuevo tractorazo. Hace 30 años que la imagen de los tractores deambulando por las rutas en protesta, se repite. Treinta años de distintos gobiernos. Ninguno acertó con la solución, y por ende, no se ha consolidado ningún tipo de política de Estado que sostenga la producción más elemental, la que nace del trabajo y el cultivo de la tierra.

Aquí no hay décadas ganadas o perdidas. Aquí hay un misterio invisible que quiere evidenciarse en toda su dimensión contradictoria.

Los tractores, así, enfrentan un relato, una interpretación antojadiza, y refriegan la tremenda verdad para quien quiera ver y oír.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados