Gobierno de la Provincia del Neuquén

Otra vez debate por el boleto

La inflación, que se ha establecido para este año en un piso de 2 por ciento mensual, hace estragos concretos, no imaginarios; y en Neuquén, el tema conduce en primer lugar a los servicios públicos, por ejemplo, el de colectivos, para el que se prepara otro aumento.

La tarifa no resiste, no hay cuadros técnicos ni argumentos políticos que realmente puedan modificar esta situación no deseada pero muy real. Lo concreto es que en el gobierno municipal ya saben que la empresa Autobuses Santa Fe, de los hermanos Rossi, actual concesionaria del servicio en la capital neuquina, requiere un boleto de 8,90 pesos.

En marzo de este año, el Deliberante capitalino concedió un incremento para llevar el boleto a 5,90 pesos, cuando la empresa pedía 6,20. Poco menos de seis meses después, el requerimiento es 8,90. El debate no pasará por negar un aumento, sino por morigerarlo. A costa, se supone, de mayores subsidios estatales, lo que es lo mismo que decir que debería aumentarse el rol subsidiario del Municipio.

En este contexto económico, con mayores costos por todos lados, en un efecto dominó propio de los procesos inflacionarios que se consolidan y a los que se no se les da solución inmediata, la política empieza a flaquear en la misma proporción que aumenta la indignación ciudadana, que combina falencias del servicio con el bolsillo propio cada vez más flaco.

Volverán, pues, los duros cuestionamientos al servicio; al rol del gobierno municipal en este tema; al monopolio; a lo que se hizo y a lo que no se hizo desde el poder político para mejorar la prestación. Es un revival de algo que se ha discutido hasta el cansancio, y que es cíclico en la capital neuquina, siempre con argumentos parecidos y palabras que cada vez suenan más gastadas.

Difícil será encontrar una salida coyuntural que satisfaga plenamente a los usuarios. No hay satisfacción posible en un contexto económico seriamente distorsionado, con 40 por ciento de inflación anual proyectada, y con burbuja de precios inflados como efecto previsible aunque no deseado del renacimiento petrolero en proceso.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados