Gobierno de la Provincia del Neuquén

Olimpo goleó a Boca, que volvió a sus dudas

Olimpo se sintió dueño de su cancha, jugó tranquilo, ordenado y agresivamente. Y le asestó una goleada histórica a Boca, 3 a 0, para ganar su primer partido en el campeonato, y sumergir nuevamente en el infierno de los desaciertos al equipo de Bianchi.

No es que Boca haya extrañado las ausencias –dos, Gago y Orión, los dos en la Selección- sino que directamente olvidó cómo jugar en una cancha difícil y frente a un rival superior en el planteo.

Los de Bahía se pusieron en ventaja a los 7 minutos del primer tiempo, y durante todo ese período dominó ampliamente, con Rosales jugando en gran nivel abasteciendo a sus delanteros. El segundo tiempo no cambió, porque Olimpo consiguió su segundo lugar promediando la etapa, y lo liquidó apenas unos minutos después. Boca había tenido un par de oportunidades, muy claras, y nada más.

La primera fue un tiro libre, que Martínez tocó para Sánchez Miño, éste disparó, el arquero alcanzó a desviar y la pelota dio en el palo. La segunda la tuvo Gigliotti, que superando al defensor enfrentó al arquero, alcanzó a darle de cabeza por arriba, pero le erró al arco.

Antes, Bianchi lo había sacado al Cata Díaz para meter a Jesús Mendez. Boca solo había acrecentado sus desaciertos.

Sin rumbo, sin brújula, con Blandi sin tener una oportunidad de gol, con Burrito Martínez desalentado como pidiendo un psicólogo que lo oriente, Boca padece de un mal aparentemente incurable: se le derrumba el espíritu frente a la adversidad.

El partido terminó con Olimpo más cerca del cuarto gol que Boca del primero. Bahía Blanca vivió en el Carminatti una fiesta. Boca, la certeza de la ciclotimia y la falta de carácter son problemas más serios aun que su falta de juego, su apabullante inseguridad.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados