Gobierno de la Provincia del Neuquén

Obama y Castro protagonizaron el hecho más relevante de últimos años

Tuvo que pasar medio siglo. Años de guerra fría primero, de empecinada distancia después, entre la isla más resonante del Caribe y el país más poderoso del continente. Hasta que ese sábado, en la Cumbre de las Américas, se puso punto final a esta historia con un apretón de manos entre Barack Obama y Raúl Castro.

El saludo de los presidentes, que antecedió a una reunión entre ambos para avanzar en la distensión y las nuevas relaciones entre Estados Unidos y Cuba, fue el gesto político más importante en el actual mundo globalizado, en mucho tiempo, y por cierto, lo más importante de la Cumbre, aun más que la previsible protesta y denuncia argentina ante un nuevo atropello colonialista de Inglaterra en Malvinas.

El gesto de Obama y Castro certifica y consolida el diálogo y las relaciones antes que la confrontación cerrada y persistente. Implica que las dos partes resignarán algo en pos de un objetivo más trascendente. En definitiva, engloban a las demás cuestiones de esta cumbre americana. Incluido el espinoso tema de Malvinas.

Tanto Inglaterra como Argentina deberán tomar nota de estos nuevos avances hacia la paz mundial, que tienen que ver con el método antes que con las cuestiones que se tratan en sí mismas. Los temas serán cambiantes, pero el método del diálogo y la relación asegurada por encima de las diferencias, deberá afianzarse.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados