Gobierno de la Provincia del Neuquén

Neuquén pide que se mantenga alto precio nacional del petróleo

En julio de 2008, el petróleo cotizaba a 147 dólares, en el mercado de Texas, el WTI que históricamente se tomó como referencia en Neuquén. Pero en Argentina, a Neuquén se lo pagaban 47 dólares. Es decir, cobraba regalías por ese precio nacional, bajado a fuerza de retenciones, para “beneficiar al país” y que la nafta no fuera tan cara.

El precio del petróleo se mantuvo por encima de los 100 dólares el barril durante muchos años, hasta hace apenas unos meses. Recién en el último año, el gobierno de Cristina Fernández reconoció que había que adecuar los precios nacionales, sobre todo para beneficiar a la “recuperada” YPF. Así, se estableció el “sendero” de precios que condujeron a que la cotización argentina se ubicara por encima de los 80 dólares. La nafta se fue a las nubes, y Neuquén recibió más plata por sus regalías, al tiempo que comenzó a recuperar la producción petrolera, que prácticamente había quedado en cero.

Ahora, en este diciembre de 2014, el precio internacional del petróleo está por debajo de los 70 dólares (este viernes se recuperó un poco, cerró a 69 dólares el barril), en un contexto internacional distinto, donde –dicen- los productores de crudo convencional quieren frenar la expansión, liderada por Estados Unidos, del no convencional. La primera consecuencia fue simpática para los consumidores, porque bajó el precio de la nafta.

En Argentina, el precio nacional del petróleo se ha mantenido arriba de los 80 dólares, y el precio de la nafta no ha bajado un centavo. Esto es lo que se debatirá esta semana.

Los gobernadores de las provincias petroleras, y especialmente Jorge Sapag, van con el pedido de mantener el precio nacional, por encima de los 80 dólares, aunque sea a contramano del mundo. No solo porque así se benefician las expectativas de mayores inversiones, por ejemplo, en Vaca Muerta. Si no porque afirman, con razón, que en los tiempos en que el precio estaba en los 147 dólares, las provincias “colaboraron solidariamente” con el gobierno nacional a costa de sus propias pérdidas. Ahora, dicen, es hora de que la solidaridad se retribuya.

A algunos le parecerá un disparate lo que sucede por estos lares, donde se tiene la osadía de ir a contramano del mundo: cuando el petróleo estaba caro, acá estaba barato aunque había cada vez menos. Ahora, que hay expectativas de recuperar la producción, se busca inflar el precio porque si no esa recuperación corre peligro de no darse.

Se funciona contra natura. Así es la costumbre.

Rubén Boggi

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados