Gobierno de la Provincia del Neuquén

Murió Norberto “Tilo” Rajneri

Norberto Mario “Tilo” Rajneri, el hombre que fue clave en el desarrollo inicial del diario Río Negro, gran promotor de la cultura en General Roca, murió este lunes a los 82 años.

Entre 1958 y agosto de 1960 dirigió la editorial Río Negro, y fue después codirector, columnista de Política y corresponsal viajero del diario que contribuyó a cimentar, desarrollando el área comercial que posibilitó afianzarlo en la salida diaria.

Nacido en General Roca el 30 de noviembre de 1930, fue el menor de los hijos del fundador de este diario, don Fernando Emilio Rajneri, y de doña Blanca Maritana Netto.

Fue presidente del Centro de Estudiantes de Derecho entre 1952-53; secretario general de la Federación Universitaria Argentina entre 1953-54; delegado a la V Conferencia Internacional de Estudiantes en Birmingham, Inglaterra, en 1955.

Alcanzó la presidencia de la Federación Universitaria Argentina, que ya congregaba a 140.000 estudiantes, en 1956: con otros aires en la política nacional, muchos de los principios reformistas pudieron ser ahora aplicados, instalándose una universidad de excelencia, que duraría hasta el advenimiento de la dictadura en 1966.

Por sus actividades directivas estudiantiles opositoras al gobierno peronista estuvo nueve veces detenido y fue expulsado en dos oportunidades de la Universidad, en 1953 y 1954, siendo reincorporado a fines de 1955.

El reconocimiento de toda esa lucha estudiantil quedó plasmado en octubre de 1957: el rector de la UNLP le entregó su título de abogado diciéndole “es un honor para mí entregarle su certificado de graduación”.

Ya radicado en Roca desarrolló su vocación docente como profesor en los secundarios Nacional y Comercial Anexo. Y en el Instituto de Servicio Social que dependía entonces de la Universidad Nacional del Comahue tuvo a su cargo la cátedra de Derecho Social.

Fue propulsor y uno de los organizadores del Sindicato Obrero de la Fruta, habiendo trabajado como obrero en las temporadas de cosecha entre 1948 y 1954 y luego, ya diplomado, como asesor legal.

En lo político fue cofundador de la Unión Cívica Radical de Río Negro, y luego formó parte de la Unión Cívica Radical del Pueblo, la UCRP, partido en el que ocupó diversos cargos, como convencional y candidato a diputado en 1962 entre otros. Poseía una distinguida oratoria, que ejerció desde las tribunas político-partidarias de esos tiempos.

En octubre de 1963 fue designado Ministro de Asuntos Sociales de Río Negro en la gobernación de Carlos Christian Nielsen y la presidencia de Arturo Illia, siendo el más joven de un gabinete caracterizado por la juventud de sus integrantes. Renunció al año siguiente, junto con todos los ministros y demás funcionarios, en medio de una seria crisis institucional del gobierno de Nielsen.

En lo empresarial fue director propietario de “Patagón Publicidad” (1960-1982), una de las más importantes agencias de la especialidad de la región.

Ejerció el periodismo por vocación, y prefirió esta alternativa -junto a la docencia- al ejercicio de la abogacía. En sus años de estudiante tuvo a cargo la dirección y escribió en el periódico “Renovación”, editado por Federación Universitaria de La Plata.

Como director del entonces semanario “Río Negro” fundado por su padre en 1912, en los últimos meses de 1957 bregó por el objetivo de transformarlo en diario, desafío casi quijotesco que se concretó desde el 9 de febrero de 1958, enfrentando y solucionando con toda la familia Rajneri las innumerables dificultades técnicas y logísticas que significaba día a día poner en la calle los ejemplares del matutino. Estuvo a cargo de la dirección hasta agosto 1960, cuando lo sucedió su hermano Fernando, siendo codirector por varios años.

Además de haber sido el primer director del diario desde esos primeros meses de 1958 fue columnista y corresponsal viajero. Entre mayo de 1969 y enero de 1970 realizó un largo viaje por Europa. Desde las distintas ciudades que recorrió enviaba semanalmente sus columnas demostrando con su pluma un profundo conocimiento de la realidad política, económica, social y religiosa de cada uno de los países, sumando en algunas notas enriquecedoras descripciones.

Es en el campo cultural donde su iniciativa y convicción concretaron logros de reconocimiento nacional e internacional. Primero ideó y concretó -con el apoyo de los vecinos, a quienes alentó- su proyecto de la Casa de la Cultura (inaugurada en 1979), siendo coordinador de la misma. Luego como organizador del Instituto Superior de Artes de Río Negro (ISARN), transformado en el Instituto Nacional Superior de Artes, INSA, al ser oficializado por su gestión ante el Ministerio de Educación de la Nación en 1984.

Fue el gestor de la creación, sobre la base del INSA, del Instituto Universitario Patagónico de Artes, IUPA, que se concretó en 1999, primer instituto universitario de la provincia, cuyos egresados gozan de un alto prestigio a nivel nacional e internacional. Fue su rector normalizador.

Creó y presidió la Fundación Cultural Patagonia desde 1990, eje vital de la construcción de la Ciudad de las Artes inaugurada en marzo de 1996, el mayor complejo cultural educativo de la Patagonia.

Recibió numerosos reconocimientos personales e institucionales por su labor cultural, entre los que se mencionan los del orden local: Rotary Club (1995 y 1996), Astapro (1995), Vecino Destacado por la Municipalidad de Roca (1997), Premio 25º Aniversario Casa de la Cultura (1997), Abanderado en el 60º Aniversario del Colegio Nacional (2002).

En el orden nacional, en 1988 el Primer Premio del Fondo Nacional de las Artes al Mejor Proyecto, en 1999 Mención de la Fundación Konex, en 2002 Distinción de Argentores “por haber construido una ciudad dedicada a las artes”, entre otros.

Escribió ocho libros de ensayos, novela y poesía.

Fuente: diario Río Negro

 

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados