Gobierno de la Provincia del Neuquén

Murió el premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez

Los huesos ya no lo sostuvieron, y se fue por entre los resquicios de la humanidad que lo miraba, a los 87 años, pensando en vaya a saber qué vieja guerra, qué olvidado amor, qué sueño húmedo de materialidad perdida para siempre.

El premio Nobel de Literatura de 1982, el fabricante de historias, el periodista maestro de periodistas, el colombiano más ilustre, murió al fin, le dio crédito a los fáciles diagnósticos de fragilidad, y ahora es posible de imaginárselo, vestido de blanco, dando su primer discurso inaugural entre los muertos, pues será sin duda tan protagonista allá como lo fue por acá, don Gabriel García Márquez.

Este viejo que se ha ido, nacido en Aracataca o Macondo, vivido como se le antojó, defensor de Cuba contra el imperio aunque se le criticase por obvio latinoamericano de manual, dueño del talento de las palabras y de las construcciones largas sin comas ni puntos, ha dejado su peso terrenal, ha dejado para siempre la gravidez, y se ha quedado a vivir por tanto entre sus inmateriales libros, un personaje más de los cien años de soledad, una metáfora más entre tantas que pintaron la América de los gallos y el estiércol, de la selva y el desierto, de las serpientes emplumadas y las ballenas y su baile misterioso.

Le decimos ahora adiós, ya sin tristeza, pues se ha ido cuando quiso, que también es necesaria la muerte, para intentar un poco de olvido, un poco de justicia, un poco de descanso entre el febril y atolondrado mundo de los hombres (RB).

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados