Gobierno de la Provincia del Neuquén

Murió Alma Sapag, la madre del gobernador neuquino

Murió, a los 95 años, Alma Teresa Cavallo de Sapag, madre del gobernador de Neuquén, Jorge Sapag y viuda del senador vitalicio Elías Sapag.

Alma tuvo siete hijos con Elías Sapag: Carlos Natalio “Nuno”;  Roberto; Felipe Rodolfo “Pipe”; Luz María; Elías Alberto “Gringo”, Jorge Augusto y Alma.

El fallecimiento de la madre del Gobernador provocó rápidamente la suspensión de las actividades en la Lista Azul de la interna del MPN. El candidato a presidir la Junta de Gobierno de ese sector, el actual ministro de Economía, Omar Gutiérrez, viajaba a Buenos Aires para acompañar al mandatario neuquino. La lista Azul y Blanca, de Guillermo Pereyra, también suspendió la campaña, en adhesión al duelo.

Alma Teresa Natalia Cavallo de Sapag nació el 5 de febrero de 1919 en la localidad de Florida, Vicente López, provincia de Buenos Aires. Su madre, Carmen Medina Onrubia era hermana de Salvadora, la esposa de Natalio Botana, el fundador del diario Crítica, y con quienes convivió en su adolescencia.

Había vivido en la localidad entrerriana de Carbó, cerca de Gualeguay, donde su abuela, que había enviudado muy joven, y su madre, ejercieron como maestras normales en la zona rural. Por cuestiones de salud de la pareja de su madre, Carmen Medina Onrubia se instaló en la zona del paraje Las Cortaderas, próximo a Cutral Co, mientras Alma permanecía en Buenos Aires con sus tíos para continuar sus estudios secundarios. Visitaba a su madre en las vacaciones, y fue allí donde conoció a la familia Sapag. Fue hermana de Carlos Cantoni, y tuvo 21 nietos y 22 bisnietos.

Alma Cavallo se casó con Elías Sapag en Plaza Huincul en 1938 y tuvieron siete hijos: cuatro que nacieron en Cutral Co (Carlos Natalio -Nuno-, Roberto, que falleció a los dos años un 14 de agosto, Felipe Rodolfo –Pipe- y Luz María –quien falleció en un accidente automovilístico el 7 de julio de 2010-); y tres que nacieron en Zapala: Elías Alberto –Gringo-; Jorge Augusto y Alma Liliana –Chany-. Con su sobrino Ernesto Cantoni, conocido como “Pirata”, tuvo una relación tan estrecha que fue considerado por ella como un “hijo del alma”.

Apenas formada la familia, se instalaron con los hermanos de Elías –Felipe, José y Amado-, donde vivieron durante 14 años. Gracias a su fuerte personalidad, su coraje y temperamento pudo acompañar a Elías durante toda su trayectoria, tanto en el plano empresarial como político, y lo respaldó en todos sus proyectos con su presencia y su consejo.

Luego de ese período en Cutral Co, la familia se trasladó a Zapala y finalmente, cuando los hijos crecieron, Alma Cavallo se instaló con ellos en Buenos Aires para que prosiguieran sus estudios superiores. Estuvo casada con el ex senador durante 55 años, hasta que éste falleció, en 1993.

Se la conoció familiarmente con el apodo de “Pota”. El gobernador Jorge Sapag, en un discurso pronunciado en abril de este año en Caviahue, la recordaba de esta manera: “Mamá tiene 95 años, vive, es doña Pota o doña Alma para algunos; ella hubiera querido estar acá. Y ella llegó a Copahue hace 68 años aproximadamente, o 67 años, con un hijo de 4 años, pálido y en un estado -por su enfermedad que era celíaco- terminal (se refiere a Felipe Rodolfo Sapag, Pipe).

En aquella época no se sabía nada de la celiaquía y no le encontraban la vuelta; prácticamente desahuciado por los médicos; y el último médico en Buenos Aires -viviendo mamá y papá en Zapala- les dijo por qué no probaban en Copahue, porque hemos escuchado que tomando agua (quizá mejore). Y bueno, vinieron a Copahue y tomando agua sulfurosa, a Pipe le decían ‘el chico del jarrito’, estuvo un mes con el jarrito tomando agua sulfurosa al pie de la vertiente de ese amigo, el volcán. Y salvó su vida. Milagro, volcán, aguas termales, fe, Dios, el amor de una madre. Pero ese testimonio nos dejó a todos nosotros marcados y cuando escuchábamos la canción de Marité (Berbel) era como si se la estuviera cantando a mamá. La letra de esa canción, Copahue, está en la mesa de luz de mamá; mamá se levanta poco, muy poquito, pero tiene la letra de la canción Copahue en su mesa de luz”.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados