Gobierno de la Provincia del Neuquén

Moderación petrolera

En Neuquén, al menos por ahora, no habrá paro petrolero. Así lo aseguró quien es el secretario general del gremio, además de senador nacional y presidente de la comisión de Energía del Senado, Guillermo Pereyra.

El senador dejó en claro este viernes, antes que nada, una cuestión de diferenciación con Jorge Ávila, el “capo” sindical de Chubut, y con lo que sucede en Neuquén respecto de esa provincia gobernada por Mario Das Neves. Dijo que en Neuquén la situación es “distinta”; y que si bien están amenazados 1.500 puestos de trabajo (en Chubut se habla de 5 mil) la huelga no es el camino, pues podrían espantarse inversores en una situación de atracción neuquina para esos trámites, a partir de la actividad no convencional en Vaca Muerta.

La prudencia de Pereyra no sorprende, tampoco sus diferencias con Ávila. El chubutense emitió un sonoro “Argentina se quedará sin petróleo y sin gas” si no se responden las demandas de por allí. Pereyra ahora socava esa afirmación, porque Neuquén es parte importante (la más importante) del abastecimiento del combustible más sensible, que no es el petróleo sino el gas.

El senador también explicó que es el petróleo “chubutense” (calidad Escalante, inferior al que produce Neuquén) el que está fuera de competencia por los actuales precios. El crudo de la cuenca neuquina requiere menor refinación, y por ende es más codiciado y también más caro.

Pero no solo hay diferencias que hacen a los millones de años que demandó a las profundidades de la tierra formar petróleo con distintas calidades. Hay otras, políticas, que hacen al reino de los seres humanos y no a la geología. Pereyra representa un punto de negociación importante entre el gobierno nacional y provincial con las petroleras. Tal vez, el más importante desde el punto de vista sindical.

En este contexto, la prudencia de Pereyra se explica también desde el aprovechamiento pragmático de una situación que lo tiene a Ávila-Das Neves como el extremo más radical del conflicto: Chubut es una pieza que juega a la amenaza para todo el tablero; Neuquén es la pieza que puede poner un poco de calma y alargar la partida, a cambio de alguna cuestión que permanecerá, al menos por ahora, en las sombras de las negociaciones.

El lunes, día elegido para una asamblea petrolera en Rincón de los Sauces, se verá hasta qué punto la posición anticipada por Pereyra este viernes recibe el respaldo de las bases petroleras, que hasta ahora han respondido al veterano líder. Este viernes, como para dar un reaseguro a ese eventual respaldo, estuvo presente Marcelo Rucci, el intendente de esa ciudad petrolera esencial al enclave de poder del senador del MPN.

 

 

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados