Gobierno de la Provincia del Neuquén

Médicos le dan un mes de reposo a la Presidente

Después de varias horas de misterio sobre la salud de la presidente Cristina Fernández,  el secretario de comunicación pública Alfredo Scoccimarro desde Casa Rosada leyó un comunicado oficial e informó que a la presidenta le diagnosticaron “colección subdural crónica” y le indicaron reposo por un mes.

Además, reveló que el 12 de agosto Cristina sufrió un traumatismo de cráneo y que sufre de arritmia.

El hematoma subdural crónico es una acumulación “vieja” de sangre y de productos de la descomposición de la sangre localizada entre la superficie del cerebro y su capa más exterior (duramadre). Su fase crónica, comienza varias semanas después del primer sangrado.

Las causas de un hematoma subdural se desarrolla cuando las diminutas venas que corren entre la duramadre y la superficie del cerebro se rompen y dejan escapar sangre. Por lo general, se presenta como resultado de un traumatismo craneal leve. Luego se forma una acumulación de sangre sobre la superficie del cerebro.

En el tratamiento de este tipo de afección, el objetivo es controlar los síntomas y minimizar o prevenir un daño cerebral permanente. Los hematomas subdurales crónicos que causan síntomas generalmente no sanan por sí mismos con el tiempo.

Minutos después de las 21, sentada en el asiento trasero de un Audi blanco, la Presidenta Cristina Kirchner dejó el hospital Favaloro donde estuvo internada durante cerca de ocho horas. En ese lapso, el Gobierno mantuvo un total hermetismo y no se emitió ninguna comunicación oficial sobre su estado de salud.

La noticia empezó a circular por la tarde pero desde el entorno de la presidenta mantuvieron el silencio. Al mediodía la mandataria había ingresado en el Hospital Universitario de la Fundación Favaloro para realizarse un chequeo programado.

Según trascendió, Cristina llegó al centro de salud ubicado en la Avenida Belgrano al 1.700 para realizarse chequeos médicos de rutina: se trataría de una ecografía doppler vinculada a la intervención quirúrgica a la que fue sometida en enero de 2012 en la que se le extirpó la tiroides.

Primero se estimaba que la jefa de Estado permanecería allí hasta el domingo, pero minutos después de las 21 y tras la emisión de la segunda parte de su entrevista con Jorge Rial se la vio salir en un Audi blanco.

El 4 de enero, Cristina tuvo que someterse a una operación mediante la que le extirparon un tumor en la glándula tiroides. La operación, a cargo del doctor Pedro Saco, duró tres horas y media. En ese lapso, a la Presidenta se le practicó una “tiroidectomía total”, es decir la extirpación completa de la glándula tiroides, en cuyo lóbulo derecho tenía el carcinoma papilar.

En ese momento, Cristina se tomó veinte días de licencia médica para recuperarse y quedó al frente del Ejecutivo el vicepresidente, Amado Boudou.

De acuerdo con los informes oficiales, el último chequeo que tuvo que afrontar la presidenta fue en agosto en el sanatorio Otamendi. En esa oportunidad, también se realizó análisis de rutina que arrojaron resultados normales.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados