Gobierno de la Provincia del Neuquén

Los hechos judiciales concretos en la causa del Vicepresidente

Dos años de investigación judicial lleva la causa por la que ahora se citó a declaración indagatoria al vicepresidente Amado Boudou. Aquí un repaso por esa cronología:

  • En febrero de 2012 Boudou fue denunciado ante la Justicia federal, por su supuesta participación en el proceso de salvataje de la ex Ciccone Calcográfica, la cual afrontaba un proceso de quiebra, la cual quedó en poder del juez federal Daniel Rafecas. Laura Muñoz, ex esposa de Alejandro Vandenbroele, quien de la mano de The Old Fund adquirió Ciccone, aseguró que  éste era “testaferro” del Vicepresidente Boudou.
  • El 3 de abril de ese año el entonces fiscal del caso Carlos Rívolo dispuso un allanamiento en el departamento ubicado en Juana Manso al 700, en Puerto Madero, del cual Boudou era su titular, y alquiló al abogado Fabián Carosso Donatiello. En ese departamento vivió Vandenbroele, pues en el operativo se encontró recibos a su nombre de pago de expensas y el servicio de cable, y éste justificó que supuestamente lo subalquiló a su amigo Carosso Donatiello.
  • Siete días más tarde, se produjo la renuncia del entonces  Procurador General de la Nación, Esteban Righi, pues Boudou acusó que la mujer del jefe de los fiscales le ofreció realizar operaciones en Tribunales a su favor.
  • El 26 de abril de 2012 era apartado de la investigación el juez Rafecas por decisión de la Cámara Federal y a partir de un pedido hecho por los abogados de Boudou. El motivo fue un intercambio de mensajes de whatssapp que mantuvo Rafecas con el abogado Ignacio Danuzzo Iturraspe, amigo del magistrado y abogado de José María Nuñez Carmona hasta 2008. En ese intercambio de mensajes el juez dialogó sobre el devenir de la investigación, que para ese entonces estaba delegada en el fiscal Rívolo, y eso –según la defensa de Boudou- fue con la clara intención de perjudicar al Vicepresidente en la investigación.
  • En reemplazo de Rafecas fue sorteado el juez federal Ariel Lijo, y éste resolvió días más tarde unificar una investigación por enriquecimiento ilícito en contra de Boudou al expediente por el caso Ciccone. El fiscal federal Jorge Di Lello intervenía en el expediente por enriquecimiento ilícito y por decisión de Lijo, pasó a ser quien intervenía en ambas causas, quedando afuera Rívolo.
  • Tras varias medidas de prueba, a finales de 2013 Lijo escuchó como testigos al fundador de la empresa gráfica, Nicolás Ciccone, y a su yerno Guillermo Reinwick. Ambos aseguraron que Boudou participó de dos reuniones (una en los estudios del canal Telefé y otra en un restaurante de Puerto Madero) mostrándose interesado en el futuro de la firma y luego que ellos solicitaran una moratoria ante el proceso de quiebra que afrontaba la empresa.Según los testigos, ahora citados como acusados por el juez,  Boudou designó como hombre de confianza a su amigo José María Nuñez Carmona y fueron obligados a ceder el 70 por ciento de las acciones de Ciccone.
  • El 6 de febrero de este año, el fiscal Jorge Di Lello pidió la indagatoria de Boudou, Nuñez Carmona, Vandenbroele, el titular de la AFIP Ricardo Echegaray, pero también de Nicolás Ciccone y Reinwick. Al día siguiente e inesperadamente, Boudou se presentó en Tribunales para ponerse a disposición de Lijo y queriendo realizar una declaración, lo que no pudo pues sólo había un pedido fiscal sin resolver por parte del juez.
  • La última señal que hubo antes del llamado a indagatoria fue el 16 de mayo de este año, cuando la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal rechazó un pedido de sobreseimiento del Vicepresidente, quien justificó en que no había delito en su accionar al haber intervenido ante un pedido de la AFIP de si se debía otorgar o no una moratoria a Ciccone ante el proceso de quiebra.
Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados