Gobierno de la Provincia del Neuquén

Lo que dejó Macri

Macri, de jeans, saco azul, coquetas zapatillas, un look muy PRO, descontracturado. A su derecha, el gobernador neuquino, Gutiérrez, duro como rulo de estatua, con los brazos a los costados, el saco prendido al medio. A su izquierda, el gobernador rionegrino, Alberto Weretilneck, haciendo ostentación de panza y camisa arrugada.

Todos están sobre el puente nuevo que ya es viejo pero que hasta ahora no se había podido usar. De hecho, todavía pasará un tiempito antes que se habilite oficialmente al tránsito toda la traza. Falta habilitar el puente sobre la ruta 7, y hacer dos “rulos” para dar por finalizada la obra vial que más tiempo le ha insumido a Vialidad Nacional, después de la ruta de los 7 Lagos.

Macri es optimista pero no se olvida de tirar algunos palos. Al gobierno anterior, claro, si la tenía servida: 12 años en los que la obra del tercer puente no avanzó casi nada. A los dos gobernadores les recuerda algo que su gobierno está instalando en el plano central: la lucha contra las mafias sindicales. Algo saben de esto, tanto Gutiérrez como Weretilneck.

Macri les dice que si no hay planteo anti-mafia retrógrada, las PYMES no avanzarán, y que si no avanzan las PYMES, tampoco lo hará el pleno empleo. Les recuerda, de paso, algo que no ha figurado todavía en las campañas electorales de la región: que el principal objetivo es reducir la pobreza.

Alrededor, una flaca concurrencia –de hecho, se trabajó así, pues se prefiere seguridad antes que multitudes- aplaude de vez en cuando, y esboza un tímido “sí se puede”.

Sonrisas, saludos, fotos, videos. Presidencia que transmite por Facebook en directo.

Y se va Macri a encontrarse con Barack Obama, en Buenos Aires.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados