Gobierno de la Provincia del Neuquén

Largó la campaña

Empezó la campaña para las PASO, y en Neuquén también. El MPN llenó el Ruca Che, en una especie de gran sinfonía tocada al revés, comenzada por el final estruendoso. El Frente Neuquino de Ramón Rioseco caminó barrios capitalinos. Cambiemos prepara su civilizado timbreo incesante. Todo en un contexto de temporal de frío y nieve que se abate sobre toda la zona cordillerana y penetra de a poco en el Alto Valle.

El primer dato de lo que pasará de aquí al domingo 13 de agosto, lo dio el partido provincial que lleva una vez más el apellido Sapag encabezando la lista. Se colocó claramente a la izquierda de Cambiemos, utilizando, como pocas veces ha hecho antes, el contraste entre la “represión fácil” del gobierno de Mauricio Macri con el “diálogo al instante” que instrumenta la gestión Gutiérrez ante los conflictos sociales-laborales.

Mientras Rioseco pregona incansablemente el “fin del modelo agotado” (¿cuántas veces dieron ya por agotado el modelo provincialista?), fuerzas que contribuirán a la dispersión del voto, como la que encarna la dupla  Jesús Escobar-Mercedes Lamarca, aparece en fotos desde el corazón del temporal níveo clamando por gas barato para la Patagonia; y el gran árbitro electoral de la coyuntura neuquina, el kirchnerismo devenido en unidad ciudadana, se abraza con pasión a las figuras emblemáticas de la contradictoria realidad sudamericana, empezando por Cristina Fernández, pletórica en La Plata, y terminando en la pasión culposa de Milagro Sala.

El entusiasmo político, por ahora, se circunscribe a quienes hacen política. La gran masa popular no está distraída, pero al momento del comienzo de la campaña evidencia cierto descreimiento hacia la oportunidad y eficacia que podrán tener las PASO. El cálculo va más bien dirigido a octubre, y para ese 22 clave falta todavía correr mucha agua bajos los puentes.

Con el MPN a la izquierda de Cambiemos, con el sector referenciado en Horacio Quiroga apostando todo a la identificación con ese costado de la Argentina que ve bien que Gendarmería actúe desalojando piquetes, porque ha llegado la hora del equilibrio para la desmesura populista; con Rioseco y Mansilla ofreciéndose como opción popular anti-MPN; y con el peronismo confundido en sus propias contradicciones, en Neuquén, como en la mayoría de los distritos, las PASO serán la encuesta clave, aunque no determinarán resultados seguros en octubre.

Rubén Boggi

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados