Gobierno de la Provincia del Neuquén

Lanzó campaña Quiroga

En un acto con fuertes presencias extrapartidarias, con el saludo de varios presidenciables de distintos partidos, y con un discurso en el que se recalcó que jugará toda la apuesta a un cambio profundo en la provincia, presentó su campaña a gobernador Horacio “Pechi” Quiroga.

Lo hizo auspiciado por Nuevo Compromiso Neuquino, con todo el cotillón y el esmero de la ocasión, en el salón Rainbow del Casino Magic. Fue el acto político más coqueto que se haya visto en Neuquén en los últimos años, con inclusión de algún alarde tecnológico, como por ejemplo, un dron que sobrevoló, grabando escenas, a los más de 500 espectadores de una puesta en escena muy pulida, a la que finalmente le faltó algo de espontaneidad.

Quiroga llegó cuando ya habían ingresado invitados especialmente llegados a Neuquén apenas hacía un ratito, en avión, desde el cercano aeropuerto. El más descollante, Felipe Solá, ahora en el Frente Renovador con Sergio Massa. El locutor-animador leyó saludos y cartas, que evidenciaron la amplitud hacia afuera que despierta Quiroga en los respaldos: los radicales Julio Cobos y Ernesto Sanz, el correntino Colombi, el porteño Mauricio Macri, el cordobés José Manuel De la Sota. La traducción local de esos referentes también busca alinearse con el intendente capitalino, pero en muchos casos, todavía no está cerrado el trato.

El discurso de Quiroga fue un tanto extraño, innovador para su estilo. Estaba escrito, pero en lenguaje coloquial. Leído, le faltó credibilidad. Fue más Quiroga cuando improvisó por fuera del texto. ¿La sustancia? Un fuerte énfasis en el agotamiento de una forma de gobernar la provincia, la del MPN, para predicar el cambio, bajo una concepción más adecuada a los tiempos que se viven y al futuro que se avecina, con América Latina en un rol clave en el concierto de naciones, y con Neuquén jugando un papel importante en ese rol clave.

Sin profundizar demasiado en lo conceptual, se intentó dejar en claro que el predicamento de un eventual gobierno encabezado por Quiroga estaría dirigido a aprovechar la coyuntura de desarrollo del shale, para esta vez sí aprovechar una oportunidad “hasta ahora no aprovechada”, la de desarrollar una economía diversificada. ¿La clave? El agua dulce, que Neuquén tiene en gran cantidad. Cruzar la provincia con cauces de esa agua, para liberar todo el potencial productivo, es la propuesta. Todo, financiado por el gas y el petróleo, desde la renta del Estado.

No es la primera vez que se esboza este plan para Neuquén. Pero resulta auspicioso que se encuentren coincidencias en la oposición al MPN para llevarlo adelante, aunque más no sea, en campaña.

Más allá del dron televisivo, la tecnología de audio y video, lo coqueto del salón del Casino, la comodidad de la gente sentada, la calidad de los invitados especiales y la promesa de frente amplio “a lo Pechi” que comienza a esbozarse, Quiroga parece navegar entre lo que es y lo que pretenden que sea, en este principio de su campaña hacia la posibilidad de gobernar la provincia.

Hasta ahora, su trayectoria se ha cimentado en gran parte en su propio carisma. Se verá qué se le suma, aparte de las ideas y la elaboración de un plan más detallado que el apenas esbozado este jueves. Está claro que a las ideas-fuerza iniciales (no a la demagogia, no al populismo) se le sumará algo de pragmatismo para conseguir necesarios respaldos distritales. Eso en cuanto a contenido. En referencia a las formas, es evidente que hay algo de experimentación, que deberá esperar algo de práctica para ver cómo evoluciona, y si contribuye o no al crecimiento del candidato y su propuesta.

Rubén Boggi

 

 

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados