Gobierno de la Provincia del Neuquén

La Presidente ratificó el rumbo y llamó a una nueva concertación política

La presidente Cristina Fernández defendió su gestión, reivindicó la posibilidad de reflotar una “concertación política”, reafirmó críticas a sectores empresariales que presuntamente quieren “torcer el rumbo” elegido por su gobierno para el país, exhortó a los docentes a aceptar el “presentismo” y destacó la acción de YPF para conseguir el autoabastecimiento energético.

“Les pido que sigamos poniendo esfuerzo y compromiso adelante. No es cuestión de un sólo partido político, convoco a todos los partidos políticos en esta tarea. Porque una defección debe ser la excepción y no la regla”, enfatizó Cristina, al inaugurar un nuevo período de sesiones ordinarias en el Congreso, el séptimo desde que ejerce la Presidencia.

Sobre el cierre de un discurso que se extendió por casi tres horas, la mandataria ponderó la idea de concertación, lanzada por el expresidente Néstor Kirchner en 2006, y saludó la designación del “radical K” Gerardo Zamora como presidente provisional del Senado, en un discurso en el que hizo varias referencias a la UCR y también confirmó que dialogó por teléfono con el líder del PRO, Mauricio Macri.

Seguida atentamente por diputados y senadores de todos los bloques, además de gobernadores, ministros jueces de la Corte y representantes de las Fuerzas Armadas, la mandataria apuntó contra empresarios “que quieren torcer el rumbo inexplicablemente” y “matar a la gallina de los huevos de oro”, a la vez que rechazó aumentos “injustificados” de precios.

Puntualmente, anunció que respaldará proyectos “que defiendan de una vez por todas a usuarios y consumidores frente a los sectores concentrados, oligopólicos y monopólicos”, en la línea de las iniciativas que impulsan Aníbal Fernández y Héctor Recalde, con el objetivo de facilitar las sanciones a quienes no cumplan con los acuerdos de precios.

“(Hay empresarios) cualquiera sea su actividad que han intentado en estos años torcer el rumbo inexplicablemente. Porque cuando uno ve los balances y lo que han ganado es inexplicable”, advirtió la mandataria y agregó que “no hay ningún justificativo para aumentos de precios por encima de valores que no se condicen con la realidad y que saquean el bolsillo de los argentinos”.

En ese contexto, la Presidenta defendió el rumbo económico, ponderó el desempeño de la nacionalizada YPF y el reciente acuerdo con Repsol, la política de control de importaciones y las inversiones transporte ferroviario y en energía: señaló que desde 2003 “el pico de demanda” energética “casi se ha triplicado” y que en ese contexto el país “sólo está importando el 9,4 por ciento de la oferta total”.

Se refirió además a los sindicatos, al resaltar el aumento de los niveles de agremiación en algunas de las principales organizaciones, y a los empresarios del sector industrial les recordó que la política de control de las importaciones sirve para “proteger” la producción de sus compañías    “Cuando con algún titular quieren convencernos que somos malos, que no dejamos importar, sepan que en materia de proteger a nuestra industria nacional nuestro país está en cuarto lugar en el mundo”, apuntó la mandataria y ratificó el objetivo de “autoabastecimiento energético” a partir de la explotación de petróleo y gas no convencional liderado por la nacionalizada YPF.

Cristina Kirchner insistió también en que su Gobierno “ha soportado ocho corridas cambiarias”, como consecuencia de las cuales se fueron del sistema financiero “60.700 millones de dólares”, defendió los acuerdos de precios y convocó a la defensa del “mercado interno”.

Apuntó contra partidos de izquierda que el jueves pasado realizaron protestas con bloqueos al tránsito en la ciudad y la provincia de Buenos Aires, y se mostró a favor de que el Congreso trate “una norma de respeto y convivencia urbana” para evitar protestas con cortes de calles.

“Vamos a tener que legislar y la Justicia actuar sobre estos casos porque no podemos solos organizar las cosas. Porque luego pasa que se produce un disparo, un muerto, si no 20 mil personas por una protesta”, enfatizó la Presidenta, quien dijo que dialogó justamente con Macri por la toma del predio de Villa Lugano.

También tuvo palabras críticas para el Poder Judicial, en un tramo en el que reivindicó la ley que la Corte Suprema declaró inconstitucional por la elección popular de los miembros del Consejo de la Magistratura y, tras señalar que se necesita “una mejor Justicia”, les pidió a los magistrados “ponerle un poco mas de onda para que ande la cosa mejor, porque además tienen muy buen presupuesto, ganan los mejores sueldos y siguen sin pagar ganancias”.

Confirmó que impulsará un proyecto de Código Contencioso Administrativo para regular los pleitos judiciales contra el Estado y ratificó que enviará “en breve” la iniciativa de reforma del Código Penal, que se sumará al tratamiento del Código Civil.

Además, se mostró dispuesta a denunciar el acuerdo con Irán por la causa AMIA, en caso de que la oposición o las autoridades de la DAIA le presenten un “instrumento legal” alternativo, que permita indagar a los ciudadanos de ese país acusados por el atentado terrorista.

En forma paralela, se dirigió a los docentes, a quienes les pidió aceptar un plus por presentismo en la negociación paritaria, mientras dijo que el Gobierno está dispuesto a “extender una mejor oferta” de aumento de sueldos y “llevarla a junio”, ya que “no puede ser que cada año el inicio de clases sea un parto por la discusión salarial”.

“Estamos dispuestos a discutir si es necesario extender una mejor oferta para llevarlo a junio para que no sea en marzo, lo que tranca toda la discusión. A veces uno tiene la sensación de sentirse rehén porque los chicos tienen que empezar las clases, la gente tiene que laburar, tiene que hacer cosas”, dijo la Presidente.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados