Gobierno de la Provincia del Neuquén

La policía se acuarteló: saqueos y violencia en Córdoba

Efectivos de la Policía de Córdoba mantenían  un acuartelamiento en distintas localidades de la provincia en reclamo de mejoras salariales y de condiciones de trabajo, lo que derivó en saqueos de supermercados y hechos de violencia que causaron un muerto y más de un centenar de heridos.

El gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota, se manifestó dispuesto a atender los reclamos de los efectivos policiales acuartelados y resaltó que no ha recibido respuesta desde el gobierno nacional ante su pedido de ayuda para resolver el estallido social en la provincia.

“Estamos dispuestos a atender algunos de los reclamos con la condición de que (los efectivos policiales) vuelvan ya al servicio”, expresó el gobernador cordobés en declaraciones a la prensa.

“Todos los reclamos pueden ser justificados pero en el caso de transporte, prestación médica y seguridad no puede haber interrupción del servicio porque perjudica a las familias que pagan los impuestos de donde se pagan los sueldos”, agregó.

De la Sota aseguró que realizó llamados telefónicos a distintos representantes del gobierno Nacional, pero que no fue atendido y se encuentra a la espera de dialogar con las autoridades en búsqueda de una solución.

“El 75 por ciento de la Policía ya está acuartelada. En el interior es casi total. En Río Tercero, los jefes amenazan con sanciones”, sostuvo un policía en declaraciones a la radio cordobesa Cadena 3.

Ante la medida de fuerza de los policías, se registraron saqueos en al menos cinco supermercados, dos de ellos en locales Cordiez en los barrios SEP e Ituzaingó, en el sur de la capital provincial.

En el primero, medio centenar de personas irrumpió, mediante amenazas a empleados, al local comercial y arrasaron con todo lo que hallaron en su camino, indicó Cadena 3.

Sucursales de Mariano Max en Los Gigantes, un supermercado chino en barrio Jardín -donde ingresaron personas armas incluso, según dijeron testigos- y otra de la firma Vea, sobre la avenida Santa Ana, también fueron atacados.

“Estoy muy asustada. Si no abríamos el local, nos linchaban. No nos podíamos poner en contra de cien personas. Nosotras cumplimos, no vamos a exponer nuestras vidas por mercadería”, sostuvo una empleada de un comercio saqueado.

La protesta había comenzado este lunes, cuando las mujeres de los efectivos se concentraron en la puerta de la Jefatura de Policía y de la Guardia de Infantería, impidiendo la salida de los móviles de la fuerza cordobesa.

Sin embargo, el malestar de los miembros de la Policía de Córdoba comenzó hace algunas semanas, cuando difundieron videos en YouTube en los que denunciaban malas condiciones de trabajo.

Los acuartelados entregaron este martes por la tarde un petitorio a las autoridades provinciales en la que detallaron los reclamos, entre los que se encuentran un sueldo básico de 13.000 pesos, comida digna, créditos para viviendas y el control de las sanciones aplicadas, entre otros.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados