Financiaron máquinas e insumos para la producción de forrajes

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

En Senillosa se entregaron máquinas e insumos para diversos proyectos a través del Programa de Dinamización Forrajera, que incentiva el desarrollo de proveedores de servicios agrícolas locales con créditos para ampliar su capacidad de prestación de servicios de sistematización, nivelación, siembra, corte y enfardado.

Con esta entrega se beneficiaron cuatro productores con distintos proyectos que recibieron un tractor de alta potencia (160HP) de seis cilindros valuado en 4.155.400 pesos; otro tractor de cuatro cilindros (105HP) cuyo monto asciende a 2.954.130 pesos; una máquina segadora marca Yomel Moscato 3370 de 1.439.000 pesos; y un crédito del programa forrajero por 62.770 pesos para la compra de alambre.

El ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi, señaló que “este proyecto está en sus comienzos y tiene muy buenos resultados. Los beneficiarios son productores que además tienen capacidad de prestar servicios agrícolas a sus vecinos”.

“Los préstamos se pueden devolver en dinero o en especies, en este caso se trata de fardos, y este año hemos comenzado a cobrar parte del crédito de un tractor entregado anteriormente. Esto nos sirvió mucho sobre todo en épocas de complicaciones climáticas para poder sostener a los animales en pie”, indicó.

“Es un buen esquema que ya está en funcionamiento y lo vamos a seguir fortaleciendo para que se amplíe cada vez más la superficie forrajera”, aseguró.

Desde el ministerio de Producción e Industria se trabaja en diversas líneas estratégicas con el objetivo de promover la diversificación productiva en la provincia. Una de las actividades primarias priorizadas es la producción de forrajes. El aumento de la superficie de pasturas y verdeos en la provincia permite, no sólo el fortalecimiento de las economías locales en el interior, ya que la demanda interna no se encuentra satisfecha, sino también la reducción de los costos de suplementación en la actividad ganadera a nivel predial.

Detalles del Programa

El Programa de Dinamización Forrajera comenzó en febrero de 2018 y hasta el presente logró 546 nuevas hectáreas de forraje en más de 100 establecimientos (básicamente alfalfa, pero también pasturas consociadas, verdeos de invierno y verano) en cuatro temporadas de siembra. Asimismo, en campos de precordillera se promueve el enriquecimiento de mallines a través de intersiembra de especies de alto valor forrajero.

La modalidad de devolución de los créditos se conviene con el prestador, incluso puede ser devuelto en producto (fardos). Esta operatoria de pago permite al ministerio, además, disponer de forraje de producción neuquina para acompañar a pobladores rurales del interior ante situaciones de emergencias climáticas.

A fin de proveer un acompañamiento integral a toda la cadena productiva, incluyendo al productor-comprador local, se trabaja coordinadamente con el programa provincial de fondos rotatorios que se ejecuta también a través del ministerio de Producción e Industria. En este sentido, se promueve que organizaciones rurales formalizadas puedan contar con recursos propios para la compra de forraje para suplementación animal ya sea preservicio, invernal o preparto.

En el marco de esta iniciativa y sólo en los últimos dos años, 48 organizaciones de productores conformaron 20 fondos rotatorios con destino a adquisición de forraje, sumando un total de 3.111.000 pesos. Ello permite mejorar la prevención de riesgos climáticos y la eficiencia en la compra de forraje, dado que pueden elegir el momento más conveniente para la compra en cada territorio, en función de los precios de mercado.

Asimismo, desde el Programa se ofrece un registro de productores-proveedores neuquinos, que reciben asistencia técnica del programa y por lo tanto ofrecen productos de calidad. Ello facilita también el acortamiento de la cadena comercial.

Hasta el momento se han realizado en total nueve capacitaciones y cuatro jornadas orientadas a productores y técnicos, sobre siembras, calidad de suelo, sistematización de tierras y eficiencia de riego, con un total de 188 participantes.

El financiamiento es en su totalidad del gobierno de la provincia del Neuquén, a través del ministerio de Producción e Industria. La asistencia técnica, en tanto, proviene de técnicos de la subsecretaría de Producción o del Centro PyME-Adeneu, dependiendo del perfil del interesado.

Con la intención de evaluar e incorporar tecnologías apropiadas se realizan otras actividades de investigación adaptativa, algunas en conjunto con el INTA, y en el marco de la red de evaluación de cultivares de alfalfa, como así también se ejecuta desde comienzos de año, un proyecto financiado por el ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (Mincyt) para evaluación adaptativa de sistemas de riego subterráneo en especies forrajeras por un total de 1.200.000 pesos.

De este modo, la provincia promueve la diversificación productiva y consolida el equilibrio territorial, fortaleciendo las economías locales. En este caso, con mayor producción forrajera que es la base para una mejor ganadería, actividad que concentra a más del 80 por ciento de los productores agropecuarios de la provincia.

También participaron en la actividad los diputados electos Lorena Abdala y José Ortuño; el director provincial de Producción Agropecuaria y presidente del Ente Compensador Agrícola, Pablo Moratti; el gerente operativo del Mercado Concentrador del Neuquén, Diego Molina; y productores de la zona.

Producción

Si bien parte de la producción bajo este programa es para consumo directo del ganado en función de las áreas contempladas, la nueva superficie puesta en producción equivale a un total aproximado de 110.000 nuevos fardos en la primavera 2019, que productores neuquinos pondrán a disposición de crianceros y ganaderos de la provincia, o bien algunos quedarán en condiciones de autoabastecerse de fardos para suplementación de sus animales.

Las siembras se han realizado en la Confluencia y en los pequeños valles irrigados del interior como Bajada del Agrio, Las Lajas, Covunco, Mariano Moreno, Loncopué, Zapala, Santo Tomás, Picún Leufú, Villa Unión, El Sauce, Paso Aguerre. En Confluencia, se hicieron en Centenario, Vista Alegre, Añelo, San Patricio del Chañar, Senillosa, Arroyito y Plottier. A ello se suma el enriquecimiento de mallines en el departamento Aluminé.

Lo interesante del Programa es que acompaña con asistencia técnica, capacitaciones y/o financiamiento a un perfil muy variado de productores (desde muy pequeños a los más grandes), que se realiza desde la subsecretaría de Producción, el Centro PyMe-Adeneu y la secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente, dependiendo del perfil del productor y la zona donde produce.

Cuenta con opciones de financiamiento de gran flexibilidad, de acuerdo con las capacidades y necesidades de cada uno. Los destinos más frecuentes de los créditos son: adquisición de insumos y/o servicios para la sistematización del suelo, siembra, corte y enfardado de la producción. También es posible la adquisición -financiada a una tasa muy conveniente- de distintas variedades y cultivares de semillas ya probadas para cada zona y otros insumos.

Beneficios

En 2018 se benefició a un productor Senillosa mediante una operatoria que consistió en financiar la compra de maquinaria, con devolución en fardos de alfalfa de acuerdo al valor del bien adquirido. La modalidad fue aplicada con éxito y esos fardos estuvieron destinados a la emergencia climática declarada el último invierno.

Junto con la maquinaria financiada en 2018 y la entrega de este 5 de diciembre (maquinaria y crédito del programa forrajero), se han invertido más de nueve millones de pesos en la producción forrajera local.

Share.