Estudiantes neuquinos mostraron su auto eléctrico en Buenos Aires

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

“¿Vos conocés el Autódromo Gálvez? ¡Nosotros sí!”, no se cansaban de repetir entre risas los estudiantes y profesores de la EPET N° 17 que llegaron hoy triunfantes de su participación en la competencia que los reunió con alumnos de escuelas técnicas de todo el país para manejar sus propios autos eléctricos en el autódromo más mítico de Argentina.

Caras de cansancio y sonrisas de oreja a oreja se repetían entre los estudiantes de 4°, 5° y 6° año, quienes construyeron un auto eléctrico con el que compitieron en la edición 2019 del desafío ECO YPF en el autódromo porteño Oscar y Juan Gálvez durante el fin de semana pasado.

Los chicos y chicas tienen entre 16 y 18 años y cuando se enteraron que eran los elegidos para participar de este concurso no dudaron en ponerse manos a la obra.

Se trata de una competencia que reunió en Buenos Aires el fin de semana pasado a 900 estudiantes de más de 100 escuelas técnicas de todo el país. Y aunque el encuentro fue de dos días, el trabajo de este grupo humano empezó varios meses atrás.

La comitiva que viajó estuvo conformada por 16 personas, pero en la fabricación del auto trabajaron todos los alumnos de la escuela.

Para participar de este evento los colegios deben pagar 130 mil pesos, aunque la EPET N° 17 fue una de las 24 escuelas seleccionadas para una beca.

El motor, las baterías y las ruedas se las proporcionó YPF, y el resto lo realizaron los estudiantes por lo que en las pistas había autos totalmente distintos.

La beca alcanzó para que los 9 estudiantes que conformaron el equipo pudieran viajar, y el resto de los profesores, un auxiliar de servicio y el director tuvieron que poner dinero de su propio bolsillo para poder ser parte de esta experiencia a la que coincidieron será “inolvidable”.

Las competencias eran varias hubo algunas en la que piloteó la nave Sebastián Pino, y otras Alison Montecino. Otras dos mujeres eran parte del equipo, Ana Vera, jefa de mecánicos y una docente.

Fuente: LMNeuquén.

Share.