Un neuquino fue reconocido por escribir sobre Ernest Hemingway

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Los cuarenta años que el escritor y docente neuquino Ricardo Koon dedicó a estudiar la vida y obra de Ernest Hemingway tuvieron su reconocimiento al ser nominado al Premio de Literatura en Español en honor al autor de El viejo y el mar.

Koon, quien en 2015 publicó el libro El último león, una biografía sobre Hemingway de 1044 páginas publicada por Prosa Amerian Editores, fue elegido entre 18 escritores e intelectuales hispanoamericanos por el Movimiento Literario e Histórico Internacional Ernesto Hemingway (MLHIEH), con sede en Estados Unidos. El premio que reconoce la fructífera labor literaria se otorgará próximamente en una fecha alegórica a quien obtuviera el Premio Nobel de Literatura en 1954.

“Soy un investigador que por más de cuarenta años investigó y estudió la vida de Hemingway como un hombre simple, sus relaciones familiares y amistades, con sus defectos y virtudes, buscando al ser humano que fue el dios de bronce de la literatura norteamericana”, explicó Koon a LM Neuquén con relación a la nominación al premio.

Contó que tenía 10 años cuando su padre le regaló el primer libro de Hemingway, una edición ilustrada de El viejo y el mar, la novela escrita en 1951 en Cuba y publicada al año siguiente. Señaló que en ese momento le llamaron la atención las ilustraciones que incluía el libro, en cuya contratapa estaba la foto del escritor con su barba canosa y que él vinculó con la figura de un pescador o un abuelo. “Unos años después, ya adulto, comprendí que aquella historia se refería a la determinación de las personas a lograr unos objetivos, sin importar el esfuerzo que se tenga que hacer para conseguir lo que uno se propone. En este caso, el pescador no se rindió hasta ver realizado su propósito de pescar el gran pez”, explicó el hombre de 66 años, que llegó a Neuquén en 1988, donde ejerció la docencia.

En El último león, se valió de la primera persona para hacer un recorrido cronológico sobre la vida de Hemingway, desde su infancia hasta su muerte, en julio de 1961. “Me propuse contar la historia tal como si la hubiese escrito él mismo. Me puse en la piel de uno de los escritores más reconocidos de la historia”, sostuvo.

Durante décadas, buscó información y documentos, y recogió testimonios de personas que lo conocieron. “Conocí a la actriz Ava Gardner, al inolvidable boxeador cubano Kid Tunero, los toreros Antonio Ordóñez y Dominguín, y a Gregorio Fuentes, el inolvidable capitán del barco de Hemingway cuando este vivía en Cuba, con quien durante cinco años he compartido muchas charlas de sus vivencias con el escritor”, comentó.

 

Fuente: LMNeuquén

Share.