Nación autorizó nuevas exportaciones de gas neuquino a Brasil

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La Secretaría de Energía de la Nación, a cargo de Gustavo Lopetegui, autorizó ayer la exportación de gas neuquino a Brasil. Es un nuevo antecedente que implica una buena noticia, en un contexto complejo para la producción de la provincia. En Neuquén se espera un recorte al subsidio a la producción del fluido en Vaca Muerta, pero al mismo tiempo que nuevas petroleras lo reciban, aunque con una curva de aportes menor a la previamente establecida y que iba a regir hasta el 2021.

La autorización fue otorgada a la empresa alemana Wintershall, que exportará gas natural desde sus áreas San Roque y Aguada Pichana.

Se trata de envíos que podrá realizar hasta el 1° de mayo de este año, con carácter “interrumpible”.

Tendrán como destinataria a la misma empresa con la que se habían inaugurado los envíos a Brasil, en noviembre pasado también a manos de la empresa alemana, el brazo petrolero de la gigante mundial de los productos químicos BASF: la empresa AES Uruguaiana Emprendimientos SA, por un total de 159.000.000 m3 de gas natural de 9300 Kcal/m³ “o hasta completar una cantidad máxima total equivalente al volumen de exportación diaria autorizada por la cantidad de días de vigencia de esta autorización desde su otorgamiento, lo que ocurra primero”.

Como en anteriores autorizaciones dictaminadas durante la gestión del ex secretario del área, Javier Iguacel, “los suministros previstos en la presente autorización podrán ser interrumpidos a los fines de garantizar la seguridad de abastecimiento del mercado interno”.

Wintershall es la única empresa que consiguió autorizaciones y colocaciones en el mercado brasileño.

Hasta noviembre pasado, Chile era el único destino autorizado para el gas de Vaca Muerta, que ahora vuelve a tener el permiso para llegar al vecino hacia el norte.

La autorización llega en la previa de una semana que podría encerrar algunas claves para el gas de la cuenca neuquina y el nivel de producción que se puede esperar para los próximos meses.

Como ha informado +e, el Gobierno viene realizando una ronda de negociaciones con las productoras de gas. A ellas les está diciendo que no puede sostener los aportes del subsidio establecido por la resolución 46 del ex ministerio de Energía de la Nación, que fijó un sendero de precios hasta el 2021, que actuó como un estímulo para que llegaran más inversiones en un momento de caída del precio del crudo.

Para este año, ese subsidio tiene autorizados unos u$s 700 millones. No obstante, habrá un nuevo reparto de esos fondos, tal como se informó.

Ese gas, que también está alcanzado por las retenciones fijadas por Nación en septiembre pasado (ver página 10), recibiría para este año algo así como u$s 2,50 adicionales por cada millón de BTU (MBTU) producido, por sobre el valor del mercado.

La curva decreciente de este aporte bajaría a razón de 50 centavos de dólar hasta el 2021. Esto, para los planes vigentes hasta diciembre del año pasado. Para los nuevos que Neuquén ya aprobó y están pendientes de la autorización nacional, la cobertura del subsidio sería para los períodos más fríos del año: el ciclo mayo-septiembre, donde hay mayor consumo.

Como un posible atenuador de este recorte que impulsa el gobierno nacional, en el contexto de su necesidad de achicar el déficit fiscal, podría darse la alternativa de que el subsidio se extienda por un año más, aunque esto no es seguro.

La otra mala noticia que se podría anunciar es que el tight gas de la cuenca neuquina no se reconozca como no convencional.

Es en medio de estas tensiones en torno al precio del fluido –que también bajó en el mercado interno, en parte por la mayor disponibilidad del recurso que impulsó el subsidio– que surge la vía de la exportación a Brasil. Un mercado que podría ser atrayente, a partir de una escala mayor, como la que permitiría la salida por mar al mundo en buques de GNL.

Fuente: LMNeuquén
Share.