Día Nacional del Donante de Sangre

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Hoy se festeja el Día Nacional del Donante de Sangre, en conmemoración del aniversario de la primera transfusión de sangre citratada, que tuvo lugar en el Hospital Rawson de la Ciudad de Buenos Aires en 1914 y que llevó a la historia al doctor Luis Agote como padre de la medicina transfusional.

Estadísticas demuestran que el 80% de la población necesitará una transfusión de sangre en algún momento de su vida. La sangre es un recurso muy valioso. Tan es así que hay dos datos que año tras año se repiten: 1) es un elemento vital que no se puede fabricar y 2) si se piden donantes voluntarios es porque la necesidad de sangre aún no está cubierta.

La sangre no se puede fabricar. No hay un sustituto médico válido. La vida de las quienes necesitan transfusiones depende, a menudo, del gesto solidario de personas que se acercan a los bancos de sangre.

En primer lugar, debemos saber que en la Argentina se necesitan más de 4.000 transfusiones diarias, ya que los componentes sanguíneos son requeridos en múltiples situaciones, como accidentes, operaciones, trasplante de órganos, tratamientos oncológicos y pacientes con quemaduras graves, entre otros.

La doctora María Valeria El Haj, Directora Médica de vittal, resalta que la donación es un proceso totalmente seguro, dado que el material que se utiliza para la extracción es estéril y desechable. Además, no dura más de media hora y se realiza bajo la responsabilidad de un equipo médico.

¿Quiénes pueden donar? Cualquier persona, hombre o mujer con buen estado de salud, mayor de 18 años y menor de 65 años, cuyo peso supere los 50 kg.

Entre quienes no pueden donar sangre se encuentran: personas que padezcan o hayan padecido determinadas enfermedades como hepatitis, sida, paludismo, chagas, o tumores; quienes consuman o hayan consumido drogas por vía endovenosa; quienes hayan consumido algún medicamento; y embarazadas o mujeres en período de lactancia.

Fuente: Infobae

 

Share.