Limpian monumentos pintados en pleno debate por el aborto

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El debate por el aborto legal tuvo una derivación innecesaria pero concreta en pintadas, grafitis y otros adornos militantes en lugares públicos, que ahora la Municipalidad capitalina comenzó a limpiar.

La Sala Emilio Saraco, la fuente del Centenario, el monumento a Felipe Sapag y otros espacios del Parque Parque Central fueron blanco de las pintadas, mayormente verdes.

“Uno puede tener las ideas que quiera con respecto a determinado tema, pero no se entiende el porqué de los ataques a los monumentos históricos y a los edificios públicos. Estos hechos atrasan, dan bronca y generan impotencia”, lamentó Mariano Inaudi, coordinador del Circuito Expositivo, quien advirtió que “se está atentando contra el patrimonio histórico y cultural de la ciudad de Neuquén”.

Informó que los trabajos de limpieza comenzaron por disposición del intendente Horacio Quiroga atendiendo a la importancia de preservar “nuestras raíces e identidad como neuquinos”.

Dijo que los ataques de vandalismo se produjeron a casi un mes de concluidas las refacciones en la Sala Saraco, “cuando se pintaron sus instalaciones e incorporaron las letras corpóreas que identifican a este espacio cultural que forma parte de nuestra historia”.

Allí, a principios del 1900, funcionó un galpón de cargas de la Compañía de Ferrocarril del Sud proyectándose como centro de embarque de los frutos del país del entonces “territorio”. Pasaron los años y en la década del 90 fue readecuada como sala de arte respetando su arquitectura y fachada original.

Inaudi planteó que manifestarse es un derecho, que se puede tener una postura a favor o en contra de algo “pero eso no quita el respeto que debemos tener hacia los edificios y monumentos que tenemos todos la obligación de preservar”.

Share.