¿Cómo afecta el invierno al dolor de espalda?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La temporada de frío perjudica al organismo desde varios puntos distintos. Las contracturas y las malas posturas combinadas con las bajas temperaturas generan problemas en el cuerpo que pueden prevenirse.

Con la llegada del invierno, además de los resfríos, la gripe y otras infecciones, el frío también causa dolores a nivel muscular o articular. Los problemas de espalda se acentúan, sobre todo los producidos por malos hábitos y posturas inadecuadas.

El frío afecta directamente al organismo, la tensión crece a nivel muscular debido a la contracción de los músculos por causa de las bajas temperaturas. Nuestra primera reacción es encogernos; al doblarnos lo que hacemos es contraer involuntariamente todos los músculos del cuerpo, siendo una de las principales causas de las contracturas musculares.

Las contracciones exageradas de la fibra muscular, a diferencia de los calambres musculares, no son involuntarias y pueden tardar mucho más tiempo en desaparecer.

Y es que a lo largo de todo el invierno, los músculos permanecen más contraídos que el resto del año, algo que obliga a que las articulaciones también se muestren más rígidas, ya que tanto los tendones como todas las fibras musculares están más contraídas.

Info vía Infobae

Share.