Una buena hidratación durante el estudio mejora el rendimiento

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Nuestro cerebro puede verse afectado ante una posible deshidratación y por consecuencia nuestro rendimiento disminuirá. Es importante tomar agua de manera regular a lo largo de todo el día para mantener el óptimo funcionamiento todo nuestro organismo.

El agua constituye hasta un 85% del cerebro y si éste no se encuentra hidratado puede resentirse, afectar el estado de ánimo, la concentración y hasta la memoria. Es por eso que en las épocas de mayor esfuerzo mental es fundamental la buena hidratación para un mejor rendimiento.

La deshidratación puede reconocerse mediante síntomas como la sed, sequedad en la boca, piel fría o seca, fatiga muscular, disminución de la orina, dolores de cabeza, mareos e irritabilidad.

Lleva siempre con vos una botella de agua y no esperes a tener sed para beberla, recordá dosificar a lo largo del día la ingesta de líquido para una mejor absorción.

Share.