Monóxido de carbono, el “asesino invisible”

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El monóxido de carbono es un gas sin olor ni color que puede ser letal. Este gas se produce por la combustión incompleta del carbono presente en materiales tales como leña, carbón de leña, gas, kerosene, alcohol, gas oil, nafta.

Cada año mueren aproximadamente 200 personas por intoxicación con Monóxido y todos los casos son evitables. Quienes mayor riesgo de intoxicación tienen son los niños pequeños, los adultos mayores, las personas con enfermedades cardíacas y/o pulmonares, los fumadores y las personas que habitan en zonas de gran altitud. Ante la sospecha de estar sufriendo una posible intoxicación se recomienda ventilar los ambientes, apagar los artefactos a gas y concurrir a un centro de salud.

Principales síntomas:

  • Dolor de cabeza.
  • Náuseas o vómitos.
  • Mareos, acompañados de cansancio.
  • Letargo o confusión.
  • Desmayo o pérdida de conocimiento.
  • Alteraciones visuales.
  • Convulsiones.

El control de las instalaciones y su buen funcionamiento es fundamental para prevenir este tipo de inconvenientes, al igual que ventilar con regularidad todos los ambientes cerrados.

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación Argentina

 

Share.