Remedios naturales para combatir la gastroenteritis

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La gastroenteritis es una inflamación del estómago e intestino delgado producto de un virus por indigestión o agua contaminada. Comúnmente, esta terrible molestia presenta síntomas de vómito y diarrea, además de estar acompañada de dolor de cabeza y malestar general.

Sin embargo, existen una serie de remedios naturales que te pueden ayudar a lidiar con esta incómoda y desagradable fatiga.

Remedios caseros para combatir la gastroenteritis

Este malestar suele aparecer a partir de los 2 a 10 días cuando se ha expuesto al agente contaminante. Pero, los siguientes remedios naturales son altamente eficaces para combatirlo. Estos son:

Té de manzanilla

La manzanilla gracias a sus propiedades anti-inflamatorias y antimicrobianas, es un remedio eficiente para la gastroenteritis. Simplemente, debés agregar dos cucharadas de manzanilla en una taza de agua caliente, dejar reposar por 10 minutos y agregar un poco de jugo de limón y miel.

Tómalo 2 veces al día por 2 o 3 días.

Infusión de jengibre

Debido a sus propiedades anti-inflamatorias y antioxidantes el jengibre puede prevenir la infección del estómago, además de reducir los repentinos síntomas de la diarrea, náuseas, vómitos y calambres abdominales.

Sencillamente, agregá 1 cucharada de jengibre fresco a una taza de agua hirviendo. Posteriormente, dejá descansar por 15 minutos y añadile miel y tomá este té de manera lenta.

Ingerí este calmante 2 o 3 veces al día hasta que te sintás mejor.

Té de menta

La menta posee características antimicrobianas que ayudan a calmar los gases, hinchazón, malestar estomacal, náuseas del estómago y calambres intestinales.

Solo debés agregar a una taza de agua hirviendo, una cucharadita de hojas secas de menta. Luego de haber reposado, cuélalo y añadí un poco de miel para el gusto.

Tomá este té tres veces al día entre las comidas.

Si pasado algunos días los síntomas de la gastroenteritis no mejoran, es necesario asistir a un médico para que descarte que los dolores sean producto de bacterias estomacales.

Share.