Miopía: Causas, tipos y cómo tratarla

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La miopía es un problema de refracción que produce dificultad de visión a lejana distancia. Esto ocurre principalmente porque las imágenes de los objetos lejanos se enfocan delante de la retina y no directamente sobre ella haciendo difícil observar la imagen.

Causas de la miopía

Esta condición puede producirse principalmente por tres razones:

  • Porque el ojo es más largo de lo normal, siendo ésta la causa más frecuente.
  • La curvatura de la córnea es elevada.
  • Aumento de la potencia dióptrica del cristalino, que suele ocurrir cuando se forman las cataratas.

Tipos de miopía

Generalmente, suelen distinguirse dos tipos de miopía:

  • Miopía simple: es la más frecuente, suele ser inferior a 6 dioptrías.
  • Miopía magna: conocida como alta miopía o patológica, originada cuando la visión del paciente supera las 6 dioptrías, y se produce por una elongación excesiva del globo ocular. En muchos casos, esta puede producir cambios degenerativos, especialmente a nivel de retina, comprometiendo seriamente la visión de la persona si no es tratada con tiempo.

Tratamiento para la miopía

Este problema de visión se puede remediar con el uso de lentes divergentes o negativos, bien sea en forma de anteojos o lentes de contacto, haciendo que la imagen de los objetos lejanos sea nítida y se focalice en la retina.

Del mismo modo, puede corregirse mediante una cirugía refractiva, empleando láser de femtosegundo (ReLEx Smile) o láser excimer (Lasik, PRK), y por último, a través de la implantación de lentes fáquicas.

La miopía suele afectar a cada una de tres personas. Asimismo, es el defecto de visión más extendido entre las personas menores de 45 años.

Share.