¿Sufrís de hambre compulsiva? Conocé sus causas y cómo combatirla

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El hambre compulsiva es un trastorno en el cual una persona ingiere de manera regular cantidades de comida exageradas. Asimismo, una persona con este padecimiento es incapaz de reconocer los efectos que esto puede ocasionar en su salud, principalmente el aumento inesperado de peso.

Causas comunes de este trastorno alimenticio

Las causas que motivan a una persona a padecer hambre compulsiva pueden ser muchas. Sin embargo, entre las principales destacan:
  • Familiares cercanos que también padezcan el problema.
  • Emociones personales como depresión, miedo, estrés y ansiedad.
  • Desequilibrio debido a bajos niveles de serotonina.
  • Ingesta de alimentos pesados en una dieta.

Consejos para combatir el hambre compulsiva

En muchos casos, los antojos y tentación por comida pueden surgir por cuestiones fisiológicas, así como por sensaciones mentales. De allí, que se adopte el mal hábito de comer de manera desenfrenada. De ese modo, checá los siguientes consejos que te ayudaran a evitar este problema:

Andá poco a poco con las comidas

Una forma de evitar el hambre compulsiva es yendo poco a poco con las comidas. Lo ideal es saborear cada bocado, de manera de que la sensación de saciedad invada tu cerebro. Asimismo, dos vasos de agua tras el término de cada comida también pueden ayudar.

Desayuná correctamente

La deficiencia de vitaminas B, C, calcio y magnesio conducen al aumento de los antojos de comer. Una manera de evitarlo es desayunando alimentos con altos contenidos de estos nutrientes como un buen zumo de naranja, 1 yogur bajo en grasa y cereales integrales, o pan tostado con un poco de mantequilla.

No saltés las comidas

Tratá en la medida de lo posible de adaptar tu cuerpo a las comidas normales sin saltar ninguna. Esto evitará en gran medida sufrir de antojos, además de mantener un control alimenticio.

A la hora de seguir estos consejos, considerá visitar a un médico para un diagnóstico más exacto. Los niveles de hambre compulsiva también pueden ser el trasfondo de diversas enfermedades como la diabetes.

Share.